Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



Ribadesella comienza el mes de julio con menos plazas de aparcamiento y con un parking privado cerrado

Ribadesella Sociedad

El mes de julio comienza mañana con escasez de plazas de aparcamiento en la villa de Ribadesella, un mal endémico que se verá agudizado a lo largo de los próximos días debido a varias circunstancias concurrentes. Entre ellas, las obras que el Servicio de Puertos del Principado de Asturias está ejecutando en el Paseo de la Grúa. Trabajos de pavimentación que comenzaron el 22 de junio pasado y mantienen fuera de servicio varias plazas de aparcamiento en la calle de acceso al vetusto paseo. Además, el estacionamiento de la Rula quedaba anulado esta semana como consecuencia de los preámbulos festivos vinculados a las celebraciones en honor a la Virgen del Guía, patrona de la marinería local. La carpa que este sábado acogerá el Día del Socio se ha trasladado a la zona de aparcamiento por motivos de capacidad. Es mayor que la que el año pasado se instaló en el muelle pesquero sin eliminar plazas de aparcamiento. Todo sea por el bien de una romería marinera prevista para la semana siguiente, del 7 al 10 de julio.

            Así las cosas, encontrar un lugar donde estacionar el vehículo en el centro de la villa se está complicando demasiado. Debido a las anteriores contingencias se han perdido mas de 60 plazas de aparcamiento. Por ese motivo, muchos vecinos se preguntan por qué continúa cerrado el parking habilitado por una empresa particular en la antigua fábrica de Albo, a la entrada de la villa desde Lloviu, en la misma carretera N-632. En este caso estamos hablando de un centenar de plazas en rotación con barrera automática que aportaría gran movilidad en el estacionamiento de quienes busquen visitar la villa durante solo unas horas. Un aparcamiento muy necesario que continúa cerrado debido a la perezosa burocracia administrativa. En este caso, la del mismo Servicio de Puertos del Principado, departamento que aún no ha resuelto la autorización y los permisos pertinentes para su puesta en marcha.

            La misma burocracia que ha retrasado hasta los meses de mayo y junio las necesarias obras del Paseo de la Grúa, presupuestadas desde el año pasado. Primero, las que permitieron consolidar dos tramos del talud para evitar nuevos desprendimientos de rocas. Después, las que desde la semana pasada facultarán la renovación de su pavimento, levantando la zona adoquinada para distribuir una capa de hormigón armado antes de su reincorporación. El paseo ganará en comprensión y tracción, pero su ejecución en estas fechas está ocasionando incomodidades a los muchos transeúntes y molestias a quienes buscan una plaza de aparcamiento. Mientras tanto, en la antigua fábrica de Albo hay un centenar reguladas con unas barreras ya instaladas. Solo hace falta encenderlas y retirar el vallado provisional que impide el paso.

            La propiedad anunció su apertura para el 5 de junio pasado, pero todo apunta a que tampoco se abrirá el 5 de julio. Sus intenciones pasan por utilizarlo como aparcamiento de rotación con barrera y sistema de pago automáticos durante el verano. Y cuando este finalice se mantendrá de igual forma, alquilando algunas plazas a particulares y habilitando otras para el estacionamiento de autocaravanas. Pero de momento hay que esperar. Aún no hay fecha para su apertura. La aventura en busca de una plaza de aparcamiento continúa.

 

Visto 2.220 veces

Noticias relacionadas




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.