Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



La disyuntiva eléctrica a debate en el Ayuntamiento de Ribadesella: rescindir o renegociar el actual contrato

Política Ribadesella Sociedad
La disyuntiva eléctrica a debate en el Ayuntamiento de Ribadesella: rescindir o renegociar el actual contrato

Rescindir o renegociar. Esas son las dos opciones que pondrá sobre la mesa el Ayuntamiento de Ribadesella para abordar con Elecnor la futura gestión de los servicios energéticos municipales para evitar que el actual contrato, vigente desde el año 2014, ponga en riesgo la estabilidad económica del Consistorio. Un contrato de prestación de servicios con diez años de duración que comenzó en 326.000 euros, que subió a los 431.700 euros en la última revisión de precios aprobada en mayo de 2021 y que para periodo en curso se situaría cerca del millón, en 933.000 euros.

Según el alcalde, el socialista Ramón Canal, “es imposible hacer frente a esta cuantía por el exceso que produce sobre la previsión de gastos que teníamos”. Por ese motivo, en la sesión plenaria de este miércoles pedirá a la Corporación que le habiliten a renegociar el contrato con la empresa con un arma importante en la mano, el de la posible resolución o rescisión del mismo.

Cuando este contrato con Elecnor se firmó “nadie podía prever que el coste de la energía iba a encarecerse en mas de un trescientos por ciento, algo que no ocurre desde la primera guerra mundial”. Según el mismo, cuanta mas energía eléctrica se intente ahorrar en consumo, la empresa tendrá mas beneficio y el ayuntamiento mas gasto. Es decir, “la fórmula de cálculo que se aplica desde el año 2014 nos lleva a este cajón sin salida, así que o la modificamos, para que la empresa tenga menos beneficios y nosotros tengamos menos gastos o resolvemos el contrato definitivamente”, añadió Canal

            Si se opta por esta última, si el Ayuntamiento de Ribadesella decide rescindir el contrato de forma unilateral tendrá que hacer frente a una penalización económica, tendrá que indemnizar a Elecnor con el 3% del valor del contrato. “La discusión está en saber si ese porcentaje se aplica sobre el precio de adjudicación o sobre el precio de la última revisión, así que me temo que este dilema acabaría en un contencioso-administrativo”, aseguró el alcalde.

A continuación, el Ayuntamiento tendrá que resolver otra disyuntiva. Decidir si el servicio sale de nuevo concurso público con una fórmula de cálculo completamente diferente o lo vuelve a gestionar de forma directa el Consistorio. “El personal lo tendríamos que asumir nosotros y a partir de ahí gestionarlo o en su caso adjudicarlo de nuevo”, añadió Ramón Canal.

            El alcalde cree que la empresa está dispuesta a hablar, pero no sabe “si lo suficiente para que nosotros lo aceptemos, ya que la diferencia económica es muy grande, es inasumible por nuestra parte, porque pondría en peligro la estabilidad financiera del Ayuntamiento”, añadió.

            El portavoz de Pueblu, Ricardo Cangas, cree que, si no hay acuerdo ni entendimiento entre las partes, la rescisión del contrato le saldría mas barato al Ayuntamiento ya que la indemnización a pagar siempre sería “mas razonable” que mantener vigente el contrato con unos costes actuales que son una “barbaridad”.

Pueblu se reunirá este martes para adoptar una posición política al respecto, aunque todo apunta a un voto favorable ya que “no se puede pagar casi un millón de euros, el triple de la última vez y que la mayoría sea para que una empresa incremente sus beneficios”.

Visto 279 veces

Noticias relacionadas




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.