Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



Cuarenta tractores y 300 ganaderos salen a la calle para defender las centenarias cuadras de Suarías (Peñamellera Baja)

Peñamellera Baja Sociedad

Alrededor de cuarenta tractores y 300 ganaderos acudieron este mediodía al concejo de Peñamellera Baja para manifestarse por el futuro del campo asturiano y en defensa de los tres ganaderos de Suarías sobre los que pesan sendos expedientes de cierre y clausura de sus establos. Convocados por GANAGRI, todos juntos pidieron respeto al mundo rural y lanzaron un grito unánime de ‘¡Basta ya!’, cansados de los continuos ataques que sufre un colectivo que se siente maltratado, “como auténticos delincuentes”, dicen.

El problema de Suarías está relacionado con tres explotaciones ganaderas con mas de un siglo de vida, insertadas en el origen agropecuario de ese núcleo rural que, en los últimos años se han visto perseguidas por continuas denuncias de algunos de sus vecinos y las correspondientes sanciones. Vecinos a los que, según Fernando Caso Robles, uno de los afectados, “les estorban las vacas en el pueblo porque generan malos olores, moscas y ruidos”.

Han acumulado tantas denuncias y sanciones que ahora deben cumplir con una orden de cierre que concluye mañana martes 1 de marzo. Por suerte, el Ayuntamiento de Peñamellera Baja les ha facilitado una prórroga de dos meses para ajustar sus estabulaciones a la normativa vigente, aunque estos ganaderos dicen que “seguiremos luchando para cambiar esas normas, porque nuestras molestias son escasas”, añadió este ganadero que ha heredado la explotación de sus padres, al igual que estos lo hicieron de sus abuelos.

A día de hoy aún no saben qué pasará con sus cuadras a las que les exigen la misma normativa que una nave de reciente construcción, “algo que es imposible de cumplir porque llevan mas de cien años construidas y llevan catorce vacas como mucho”. Es decir, en Suarías hay mas vacas que personas. En él viven alrededor de treinta habitantes. Algunos de ellos se han empeñado en echar del pueblo al grupo mayoritario, las vacas, que llevan en el pueblo desde tiempos remotos.

La tractorada de esta mañana concluyó con la lectura de un manifiesto frente al Ayuntamiento de Peñamellera Baja, un comunicado en el que GANAGRI protesta contra las normas y planes urbanísticos que promueven algunos ayuntamientos “limitando nuestra actividad hasta hacerla imposible”. Contra el Principado por “mantener unas normas que tienen mas de sesenta años y no se adaptan a la realidad del sector actual”. Y contra el Estado por querer aprobar un decreto para el sector bovino “que establece unas distancias de separación con viviendas que son imposibles de cumplir en toda la cordillera cantábrica”, añaden.

Visto 391 veces

Noticias relacionadas




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.