Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



La N-634 de nuevo amenazada por el río Sella a su paso por Santianes (Ribadesella)

Ribadesella Sociedad

HA DEJADO EN EL AIRE LA TUBERÍA DE LA RED DE ABASTECIMIENTO DE AGUA

El meandro del rio Sella a la altura de la localidad de Santianes del Agua, en el concejo de Ribadesella, amenaza una vez más con llevarse por delante la calzada de la carretera N-634. De momento, la última riada ha dejado al descubierto y en el aire la tubería que forma parte de la red general de abastecimiento de agua del concejo que procede de la captación de Fríes. Debido a esta nueva situación, el Ayuntamiento de Ribadesella se ha dirigido a la Confederación Hidrográfica del Cantábrico para que tome cartas en el asunto y proteja la orilla del río.

Según anunció el teniente alcalde, se ha enviado un dosier fotográfico debidamente documentado a la CHC que también se remitirá a la Demarcación de Carreteras del Estado en Asturias, dependiente del Ministerio de Fomento, para que también tenga en cuenta la situación a la que se enfrenta la calzada. “El río se ha quedado a unos cuarenta centímetros escasos del quitamiedos, así que hay un riesgo evidente de que en la próxima riada se lleve mas material y ponga en peligro la estabilidad de la carretera en esa zona”, afirmó Luís Fuentes.

De momento, se ha solicitado a la CHC que “estudie las causas y realice las actuaciones necesarias para quitar presión en esa zona del cauce, donde no solo ha desaparecido el arbolado silvestre allí existente, sino también el sustrato de terreno sobre el que se apoyaba la tubería del agua”, añadió Fuentes. El concejal de Ciudadanos cree que sería necesario reconstruir y ampliar la longitud de la escollera, pero también intervenir en el cauce del río y en la margen contraria “para evitar que toda la fuerza del río presione sobre el mismo punto ya debilitado”.

No es la primera vez que esto ocurre en este lugar. En enero de 2013, el Sella se llevó por delante la red de abastecimiento de agua y en noviembre de 2016 la Confederación Hidrográfica del Cantábrico construyó la escollera de protección donde ahora se ha repetido el daño. La nueva erosión se ha iniciado justo donde termina esa escollera que, en principio, parece que ha quedado intacta.

Visto 1.761 veces

Noticias relacionadas




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.