Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



El Principado declara la alerta naranja anti-covid en Cabrales, Cangas de Onís, Llanes, Parres y Ribadesella

Cabrales Cangas de Onís Llanes Parres Ribadesella Sociedad
El Principado declara la alerta naranja anti-covid en Cabrales, Cangas de Onís, Llanes, Parres y Ribadesella

El Gobierno de Asturias ha declarado la alerta naranja anti-covid en cinco municipios del oriente de Asturias debido al incremento de los casos positivos por coronavirus registrado en los últimos días y el mayor riesgo de que haya transmisión comunitaria. La alerta naranja se aplicará en los concejos de Cabrales, Cangas de Onís, Llanes, Parres y Ribadesella. El anuncio fue realizado hace escasos minutos por el director general de Salud pública, Rafael Cofiño.

El director hizo una llamada a la población autóctona de estos concejos y a los turistas que los visitan para que incrementen los niveles de protección personal. Con esta declaración se potenciarán las labores de vigilancia, control y detección precoz de casos positivos, se intensificarán las mensajes de prevención y las medidas que ya hay en marcha en toda la comunidad, como la limitación de reuniones a un máximo de diez personas o la anulación de eventos que puedan suponer un riesgo para la población.

Con anterioridad, el director se reunía con los alcaldes de los cinco municipios, encuentro en el que también participó la Delegación del Gobierno. En breve se reunirá también con el resto de alcaldes de la comarca. Las autoridades sanitarias harán un mayor control de «puntos calientes» en los que puedan darse situaciones o reuniones no controladas, y se va a extremar la vigilancia epidemiológica en la zona.

«La alerta naranja es como un semáforo, una medida de atención para evitar medidas más drásticas y restrictivas con la actual u otras normativas», ha señalado antes de incidir en que es preciso «extremar las medidas de protección con las personas más vulnerables» dado que en esos municipios su número es «especialmente alto» en relación con el resto de Asturias.

Aunque las medidas «no van a suponer ningún cambio» para los más de 32.000 habitantes de los cinco municipios afectados respecto a las actualmente están en vigor en toda la comunidad, Cofiño ha incidido en que el objetivo es evitar tener que pasar «a un escenario diferente» en que hubiera que tomar «medidas más drásticas y restrictivas» como cierres perimetrales o confinamientos.

Con esta «alerta naranja» se busca además intensificar la colaboración con los ayuntamientos y la Delegación del Gobierno para que ayuden a «reevaluar» algunas actividades que se están realizando y que «quizá haya que realizar de otra manera» dado que la mayoría de los casos están relacionados con establecimientos hosteleros, comerciales, deportivos o cámpings.

En un contexto de incremento de la población de la zona derivada de la época estival, muchos de los casos tienen vínculos entre ellos y extienden la epidemia entre los distintos concejos, ha apuntado, tras considerar que «el semáforo» puesto a esos cinco municipios no tiene por qué tener un efecto negativo sobre el turismo sino que incluso puede ser «beneficioso» dado que se trata de generar «espacios seguros» en todos los ámbitos.

Según el coordinador del Observatorio de la Salud, Mario Margolles, en el área sanitaria VI, la del oriente de Asturias, de la que forman parte dichos concejos, se han detectado en agosto 36 nuevos casos de Covid-19 lo que sitúa la tasa de incidencia en ese territorio en 64 por cada cien mil habitantes, una cifra que prácticamente duplica la del conjunto de Asturias.

Además, en dicha área se han declarado cuatro brotes -en Cabrales, Parres, Ribadesella y Llanes- que suman hasta diez afectados en algunos casos y que van incrementándose progresivamente a medida que se controla a más contactos.

Por su parte, tres de los geriátricos de la comarca están cerrados a las visitas, en el caso de la residencia Ulpiano Cuervo, de Colombres (Ribadedeva), por haberse detectado un positivo y en el de las otras de manera preventiva por un residente sospechoso de haberse contagiado y por la presencia de un trabajador que había mantenido un contacto estrecho con un caso diagnosticado.

En el caso de estos centros la ‘alerta naranja’ decretada por el Gobierno conlleva extremar las medidas de seguridad con las entradas y salidas de personal y de visitantes y podría plantear, en colaboración con los ayuntamientos, el establecimiento de un cierre perimetral a su alrededor para que los residentes puedan tener movilidad en caso de no disponer de espacio para ello.

Visto 2.959 veces

Noticias relacionadas




Comentarios

  1. Espero que los mendigos del turismo lo estén disfrutando bien. De cara al año que viene, en Arriondas todavía hay hueco de sobra para plantar más toboganes para tirar más canoas al río.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.