Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



Fiscalía y acusación particular mantienen su petición de condena para los cuatro acusados del crimen de Javier Ardines

Llanes Sucesos
Fiscalía y acusación particular mantienen su petición de condena para los cuatro acusados del crimen de Javier Ardines

La fiscal del juicio por el asesinato de Javier Ardines ha mantenido este jueves la petición de pena de 25 años de cárcel para los cuatro acusados, un asesinato por encargo urdido por Pedro Luis N.A. al dirigir su rabia contra la víctima ante su desesperación y obsesión por la infidelidad de su esposa con el edil, según ha expuesto.

La fiscal ha asegurado que el encargo de Pedro Luis N.A. no tenía la finalidad de “dar una paliza” al concejal sino la de matarle, porque no le rompieron la mano, el brazo o las costillas porque fue atacado con un golpe hecho “con intensidad y ganas” que le provocó una fractura de cráneo y a continuación le estrangularon.

La fiscal tiene la seguridad de que Pedro Luis N.A. fue el inductor al encargar el crimen a su amigo Jesús M., quien a su vez buscó al argelino Djilali B. para llevar adelante el plan y éste contactó con su compatriota Maamar K. para garantizar la muerte del concejal.

Para la Fiscalía, “no hay duda alguna” de la culpabilidad de los cuatro acusados a pesar de que las pruebas contra ellos son indiciarias y ha pedido justicia para la víctima y su familia.

Mientras que para las acusaciones fue un asesinato, «para las defensas no fue nada y sólo quieren sembrar una duda artificial», ha añadido.

La fiscal ha afirmado que lo único que intentan las defensas, al pedir la libre absolución, es pedir la nulidad y echar por tierra una investigación de la Guardia Civil que fue «seria, completa, compleja y detallada».

El móvil del asesinato, según la Fiscalía, era que Pedro Luis N.A. vivía «atormentado y obsesionado» con la infidelidad de su esposa con el concejal, a raíz de que el 8 de diciembre de 2017 les grabara «adrede una conversación caliente» que confirmaba la relación entre ambos.

A partir de ese momento, Pedro Luis N.A. estaba “desesperado” hasta el extremo de entrar en internet a buscar en tiendas sobre métodos de espionaje, y le llevó a enviar a su esposa mensajes de que “sin su amor, él se moriría de pena” y a controlarla de forma constante.

Jesús M. fue el intermediario, a juicio de la Fiscalía, por tener una participación “activa” y “protectora” hacia Pedro Luis N.A. y viajar junto a éste y Djilali B. el 27 de julio de 2018 para darle instrucciones al presunto sicario sobre la zona donde se iba a realizar la emboscada en Belmonte de Pría (Llanes).

Otra prueba indiciaria es que el presunto intermediario es el que “busca a los sicarios”, realiza el último pago de 20.000 euros una vez cometido el asesinato y es el mensajero entre Pedro Luis N.A. y Djilali B.

La fiscal ha indicado que Djilali B. no odia, ni tiene ánimo de venganza hacia Pedro Luis N.A., ni Jesús M. y sólo les involucra con “todo lujo de detalles” e incluso a costa de implicarse él mismo.

La Fiscalía ha rechazado que la versión que Djilali B. aportó en el cuartel de la Guardia Civil y en el Juzgado de Llanes se hiciera bajo presiones y coacciones de los agentes y ha dicho que su declaración “cumple todos los requisitos legales” y se hizo “de forma libre, voluntaria y espontánea”.

La acusación ha afirmado que el relato del presunto sicario de que había sido torturado y coaccionado es “mentira” porque es “absurdo” ya que llegó a afirmar que en el juzgado de Llanes que quería decir la verdad para que la supiera la familia de Ardines y tuviera justicia.

Otra prueba indiciaria para la Fiscalía es que el teléfono de Maamar K. estaba en el lugar de los hechos cerca del cadáver del concejal y ha dudado de la versión de su mujer de que lo hubiera perdido porque era una lección “aprendida” y “dejó abierta” la posibilidad de que su esposo se desplazara de Bilbao a Belmonte de Pría el mismo día del asesinato.

Acusación particular.- Por su parte, abogado Antonio Pineda, que ejercita la acusación particular en nombre de la familia del concejal, ha asegurado este jueves que los cuatro acusados del crimen se coordinaron para ejecutar “un papel imprescindible” para terminar “de forma salvaje” con su vida.

Por ese motivo, ha mantenido hoy su petición de 25 años de cárcel para cada uno de los acusados y ha pedido al jurado de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial que no tengan en cuenta las dudas que siembran las defensas con sus “juegos de artificio”. Ha recordado que la familia ha esperado estos tres años desde el crimen hasta llegar al juicio para lograr del jurado que el veredicto sea de culpabilidad.

Defensa de Pedro Luis N.A.- La defensa del presunto inductor de este asesinato ha pedido al jurado que no alcancen un veredicto de culpabilidad “por conjeturas” ya que considera que no hay pruebas, ni testigos directos de su participación en el crimen.

El abogado Javier Beramendi, defensor de Pedro Luis N.A., ha dicho en su informe de conclusiones que todas las partes buscan «la verdad judicial» y que las acusaciones pretenden que con unos mimbres de mala calidad se construya un cesto por el que piden 25 años de cárcel a los cuatro acusados.

El letrado, que pide la libre absolución, ha dicho que él también quiere «la verdad judicial y que se haga justicia» y ha solicitado al jurado que alcance su veredicto con «una certeza plena y pruebas suficientes».

La defensa ha mostrado su convicción de que deben llegar a un veredicto de no culpabilidad porque de lo contrario sería «condenar a un inocente».

Ha recordado que en este juicio no hay testigos por lo que sólo se puede alcanzar la verdad del hecho probado quizá por indicios, «pero nunca por conjeturas».

Visto 203 veces

Noticias relacionadas




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.