Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



La enigmática aparición de una imagen de la Virgen del Rocío en una aldea del concejo de Ribadesella

Ribadesella Sociedad
La enigmática aparición de una imagen de la Virgen del Rocío en una aldea del concejo de Ribadesella

El pueblo riosellano de Collera no sale de su asombro. El pasado 19 de mayo, domingo de Pentecostés, uno de sus vecinos se encontró una imagen de la Virgen del Rocío en un pequeño bosque de la parroquia. No estaba en el suelo, sino delicadamente colocada entre las ramas de un árbol, de un plágano. A partir de ese momento, la noticia corrió más rápido que la pólvora gracias al grupo de whatsapp que comparte la vecindad de la aldea riosellana y todos se pusieron manos a la obra para aclarar su enigmática aparición. En principio, todo apunta a un origen etimológico. 

Las indagaciones confirmaron que se trataba de una imagen de la Virgen del Rocío y que su localización coincidía en fechas con las celebraciones de la internacional romería de Almonte (Huelva). A su vez, pudieron constatar la existencia de un vínculo etimológico entre el lugar donde estaba ubicada, en un árbol del área recreativa de La Rozada de Collera y el paraje onubense donde en el siglo XV fue encontrada la auténtica imagen de la Virgen del Rocío, en La Rocina, en la Villa de Almonte. 

“Así que creemos que la toponimia de ambos emplazamientos ha sido la causante de este hecho. Creemos que alguien la ha dejado justo aquí, en La Rozada de Collera, de forma intencionada”, afirmó el alcalde de barrio, Nacho Bosch. En paralelo, otros vecinos recordaron que hubo una pareja de Córdoba que recientemente visitó la zona y se cree que fue este matrimonio quien dejó la imagen en Collera como símbolo de respeto y cariño hacia esa advocación mariana. “Ahora nos gustaría poder localizar a esa pareja para saber sus motivaciones reales y si coinciden con nuestras impresiones”, añadió Bosch. 

Entre tanto, los vecinos de Collera se han propuesto proteger la imagen de la mejor manera posible, bien construyéndole una hornacina o “creando un pedestal para estabilizarla y que no se caiga”. El objetivo es respetarla y cuidarla, para que los desconocidos que la han dejado en Collera puedan comprobar que su devoción sigue viva y presente en ese mágico lugar.  

El material con el que ha sido tallada, labrada o esculpida la imagen aún es desconocido porque nadie la ha tocado. Ni el párroco de Ribadesella, José Ramón Fernández, que acudió a La Rozada tras ser informado por los vecinos. “Sí nos confirmó que no era una imagen robada, porque no había constancia de la desaparición de imágenes de esta virgen”, añadió Bosch. 

De esta forma, la Blanca Paloma, la Virgen que reposa en la Aldea del Rocío, busca devotos en el oriente de Asturias y en concreto en el concejo de Ribadesella, municipio asturiano que es sede de la única Fiesta de Interés Turístico Internacional de Asturias, la Fiesta de les Piragües. Quien sabe si este pequeño gesto mariano puede llegar a hermanar algún día el Descenso Internacional del Sella con la Romería del Rocío, de Interés Turístico Internacional desde el año 1980. 

Visto 2.537 veces

Noticias relacionadas




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.