Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



Varios aludes mantienen incomunicado al pueblo beyusco de Viboli y los vecinos hablan de abandono

Ponga Sociedad
Varios aludes mantienen incomunicado al pueblo beyusco de Viboli y los vecinos hablan de abandono

Aunque el temporal de lluvia y nieve ha remitido, sus consecuencias siguen presentes en algunos puntos de nuestra comarca. La carretera de Los Lagos quedaba abierta durante el fin de semana para el deleite y disfrute de los amantes de la fotografía y la montaña, pero en la comarca de Los Beyos, en el concejo de Ponga, aún queda un pueblo incomunicado, Viboli.

El motivo, varios aludes de nieve, “al menos dos, que bajaron la semana pasada y que nadie ha retirado por el abandono que tenemos en estos pueblos beyuscos”, denunció Mariano Hortal Rivero, vecino de la aldea de Biamón, un barrio de Casielles. Según explicó, las bajas temperaturas impiden el deshielo de esa nieve que sigue cortando el acceso a Viboli. “Los vecinos llamaron el viernes, pero yo estuve hablando esta mañana con ellos y siguen incomunicados. Si no toman medidas tendrán para varios días mas, porque allí el sol no entra”, añadió. Además, al tratarse de una zona muy transitada por montañeros, “esa acumulación de nieve es un auténtico peligro para ellos, porque si se ponen a cruzar esos aludes pueden acabar en el río”.

            Para colmo, esta mañana, en la misma carretera que da acceso a Casielles y Viboli se desprendió una gran roca, “un morrillo grande que rompió la valla de protección y un tramo del firme de la carretera, unos metros mas arriba nada mas pasar el bar de La Güera”, añadió este vecino. Mariano reconoce que no son muchos los vecinos que viven en Los Beyos, pero reclamó un poco mas de atención. El es el único habitante de Biamón y en Viboli solo residen tres personas. “Pero una de ellas es una señora de 80 años y otra un señor con una discapacidad bastante grande que merece un poco mas de consideración y preocupación por parte del Ayuntamiento y de las autoridades competentes”, aseguró Mariano Hortal.

            Por suerte, para subir a Casielles y Biamón la carretera está abierta, se puede circular, aunque con mucha mas precaución de lo habitual ya que hay placas de hielo en varios lugares y el hundimiento causado hoy por la roca desprendida de la ladera. Como hay tanto desprendimientos, las cunetas siguen acumulando piedras y “el agua ya no transita por ellas”. A su vez, la calzada está “llena de socavones”. Este vecino también preguntó por la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil creada hace tres años en el concejo “ya que nos vendría muy bien en momentos como estos”. Solo espera que el Ayuntamiento de Ponga “se preocupe un poco mas de estos pueblos”.

Visto 114 veces

Noticias relacionadas




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.