Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



Un vecino de Camangu (Ribadesella) mata mil avispas en tres días con sus trampas

Ribadesella Sociedad Sucesos

Los nidos de avispa asiática siguen apareciendo por todos los rincones del concejo de Ribadesella y ya son muchos los ciudadanos que han emprendido una cruzada personal contra esta plaga, utilizando trampas artesanas de todo tipo. La mayor parte de ellos las fabrican con botellas de plástico, aunque otros las compran en tiendas especializadas.

Este es el caso de Miguel Pérez, vecino de Camangu que conseguía matar en tres días alrededor de un millar de avispas con unas trampas adquiridas en la tienda que la empresa Asturiana de Servicios Agropecuarios (ASA) tiene en Posada de Llanes. Miguel es apicultor, siempre le han gustado las abejas y decidió comprar estos artilugios de plástico para defender sus colmenas. Algunas ya se han quedado sin abejas, pero aún le quedan otras “que se agrupan para defenderse de los ataques indiscriminados”, explicó.

En cada uno de los recipientes introduce un mejunje compuesto por cerveza negra, vino blanco y zumo de naranja. “Las avispas entran por abajo atraídas por el olor del engrudo y allí se quedan porque al volar hacia arriba chocan contra el cristal transparente”, añadió. El problema es que “hay muchas” y es difícil acabar con todas.

Este vecino desconoce si tiene algún avispero cerca de casa, pero como lleva tiempo comprobando que las avispas ya conviven en los pueblos decidió ponerse manos a la obra. “Vas a la huerta a coger una pera y te encuentras con ellas, está lleno de ellas”, añadió. Hace unos días quitaron un nido que estaba situado a unos 50 m de su casa y hoy en día sabe de otro en el pueblo de Meluerda. “Está situado en un negrillo en la parte de atrás del cementerio y a mas de veinte metros de altura”, explicó. El 18 de agosto pasado llamó al 112 Asturias para alertar de su presencia. “Me devolvieron la llamada hace dos días y les envié unas fotos, pero aún no sé si han venido a quitarlo o no”, añadió. Este vecino de Camangu empezó a colocar trampas en el mes de febrero pasado y aconseja hacerlo al resto de vecinos, “porque al menos tenemos que intentar acabar con ellas”.

Visto 4.991 veces

Noticias relacionadas




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.