Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



Ribadesella y el Oriente de Asturias se vuelcan con los proyectos de Pelayo García, enfermo de ELA

Cabrales Cangas de Onís Llanes Parres Ribadesella Sociedad

Solo tiene 43 años de edad y es enfermo de ELA. Padece esta enfermedad degenerativa de tipo neuromuscular que asusta con solo nombrarla, la Esclerosis Lateral Amiotrófica.   Se llama Pelayo García Sánchez y es natural de Oviedo, aunque su vida ha transcurrido entre la capital asturiana y la villa de Ribadesella donde se casó y pasa largos periodos del año. Hace cuatro años trabajaba en el departamento de Logística de la Central Lechera Asturiana y disfrutaba de una vida saludable junto a su mujer Paula Corteguera y su hijo recién nacido, Guillermo. “Pero empecé a tener problemas al hablar, lo consulté con un neurólogo y vimos que algo no iba bien, sabía que algo grave estaba pasando”. Después de muchas pruebas, el diagnóstico se confirmó. “Fue un palo muy grande”, explicó.

            Desde entonces, Pelayo, Paula y Guillermo han pasado por momentos “muy difíciles, pero también por momentos buenos”. A día de hoy la enfermedad la tiene estabilizada gracias a la traqueostomía, “pero esta es una enfermedad muy dura y sibilina porque de un día para otro no puedes hacer algo tan sencillo como lavarte los dientes”. Con la ELA, las neuronas motoras se van desgastando y los músculos dejan de recibir las órdenes necesarias para el movimiento. Así, debido a su enfermedad, Pelayo ha perdido la facultad del habla. Para comunicarse con todos los que le rodean utiliza una aplicación con teclado y voz virtual. Y como quiere que este sistema del que él disfruta esté al alcance de aquellos enfermos de ELA de Asturias que carecen de recursos para costeárselo ha puesto en marcha varias iniciativas con las que conseguir fondos.

Hasta la fecha han organizado un Camino de Santiago a Vela con el que se han puesto a la venta millas náuticas. Mas recientemente, ha diseñado el proyecto ‘Comunícate con PELA’ en el que se están vendiendo chapas con el mismo objetivo. Utiliza para ello las dos primeras sílabas de su nombre en el que también aparece el de su enfermedad. Las chapas se están vendiendo como churros y tanto Pelayo como su familia están muy agradecidos por el apoyo recibido. Hay establecimientos colaboradores repartidos por Oviedo, Gijón, Felechosa, Arenas de Cabrales, Mestas de Ardisana, Arriondas, Cangas de Onís, Villaviciosa y sobre todo en Ribadesella, donde se han sumado alrededor de 40 establecimientos. “Poder comunicarse, mirar los mensajes o navegar por internet es una ventana al mundo esencial para nosotros, nos ayuda a seguir empujando”, añadió.

Además, su amigo surfero Roberto Llamedo ‘Rober’, ha montado un laberinto en un maizal de dos hectáreas y media situado en las proximidades de la playa de San Martín, en Celorio (Llanes), donde los dos solían practicar juntos su deporte. Y de cara al mes de septiembre, el club de atletismo de La Cultural de Ribadesella destinará una parte de la inscripción de los 10 Km Villa de Ribadesella a este mismo objetivo. “También hemos tenido mucho apoyo en Arriondas y Oviedo, a los cuales les mando todo nuestro sincero agradecimiento”, añadió.

Cada día son mas los enfermos de ELA que han decidido dar visibilidad a su problema para conseguir fondos con los que ayudar al colectivo e investigar una enfermedad para la que todavía no hay cura. Recientemente recibía la visita de Juan Carlos Unzúe y su mujer, uno de sus referentes en esta lucha “porque nos han demostrado una calidad humana increíble”. Otros embajadores de la enfermedad que le han servido de inspiración son Jordi Sabaté, Miguel Angel Roldán, que el año pasado subió al Picu Urriellu o Jaime Lafita. “Pero en realidad siento admiración por cada enfermo, cada familia y amigos que luchan cada minuto por ser felices ante esta situación”, añadió.

Sus últimas palabras en nuestra conversación virtual fueron para su familia y amigos “por estar siempre ahí” y de forma muy especial a su mujer Paula y su hijo Guillermo “que me dan fuerza y motivación y con eso la esperanza de que un día próximo encontremos la cura”.

Visto 2.649 veces

Noticias relacionadas




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.