Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



Tatiana Suárez del Cueto, la azafata de Arriondas que estuvo quince días retenida por el ejército de el Chad cuenta su odisea en un libro

Parres Sociedad
Tatiana Suárez del Cueto, la azafata de Arriondas que estuvo quince días retenida por el ejército de el Chad cuenta su odisea en un libro

En nuestro programa de hoy les hemos contado la historia vivida en primera persona por Tatiana Suárez del Cueto hace catorce años. Esta azafata de vuelo, nacida en Arriondas, estuvo este mediodía en la COPE contando la traumática experiencia que le tocó vivir cuando el avión en el que trabajaba fue retenido por el ejército del Chad en un pequeño aeropuerto africano. Sus recuerdos los ha plasmado en el libro ‘VUELO GJT1489. Inocentres Involucrados’ (Editorial Círculo Rojo), que presentará este viernes en la Casa de Cultura Benito Pérez Galdós de Arriondas (20:00 horas). Según nos contó, se decidió a escribirlo aprovechando el tiempo libre que le dejó el coronavirus y “porque era una tarea pendiente que venía aplazando desde entonces”.

Su historia se remonta al mes de octubre de 2007 cuando la compañía para la que trabajaba por aquel entonces como sobrecargo de vuelo, la catalana Girjet, fue contratada por una ONG francesa para volar al Chad y recoger a un centenar de niños africanos. “Era un vuelo humanitario en vacío que hacíamos desde Madrid a Africa. El regreso era dirección París para supuestamente llevar a niños enfermos”, explicó.

En su llegada al Chad, antes de alcanzar su destino, hicieron escala en el aeropuerto de Abeché para repostar y coger alimento. Pasaron la noche en este lugar y al día siguiente, tras un vuelo de unos treinta minutos, aterrizan en su lugar de destino y “comienza la odisea”. “Era todo muy raro. En lugar de una pista, tomamos tierra en una carreterucha de pueblo mal asfaltada, apenas se veía la torre de control y había un montón de árboles por todos los lados”, describió.

Una vez en tierra comienzan los problemas de papeleo y burocráticos. Horas después, miembros del ejército les obligan a descender el avión. En él viajaban 7 tripulantes españoles y 9 miembros de la ONG francesa. “A la mitad de la tripulación nos llevaron a una especie de comisaría donde ya estaba la gente de la ONG, el cabecilla del grupo, su novia, un médico, una enfermera, dos bomberos y tres periodistas”, explicó. Tatiana Suárez desconoce si esta organización trabajaba bajo la absoluta legalidad o formaban parte de una operación clandestina que traficaba con menores.

Lo cierto es que pasó casi dos semanas detenida bajo la custodia del ejército chadiano y con un trato “bastante vejatorio”. “Nos trataban como si fuéramos animales. Nos cogían, nos tiraban y nos llevaban de un sitio a otro. Nos hacían fotos con los móviles y se reían, éramos como monos de feria para ellos”, explicó. Pero es que además, “nos pegaban patadas, puñetazos, nos clavaban el cañón de las armas en la espalda y las condiciones de salubridad e higiene eran pésimas”, añadió. Algunos de sus compañeros pensaron en el suicido.

Aquello fue una experiencia para olvidar. Aún así, Tatiana sigue volando. Desde aquel calvario ha trabajado en diferentes compañías aéreas “porque yo amo esta profesión, es lo que siempre quise ser desde pequeña y eso no va hacer que lo deje, aunque espero que nunca me vuelva a ver en otra igual”, añadió. Si quieren conocer algo mas de su historia, la cita este viernes en Arriondas.

Visto 707 veces

Noticias relacionadas




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.