Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



La carretera de Sardalla (RS-2) seguirá cerrada varios días mas después de retirar unas 800 Tn de barro

Ribadesella Sociedad

La carretera local RS-2 permanecerá cortada al tráfico rodado de vehículos entre La Piconera y la curva de Sardalla hasta que se estabilice la lengua de barro que se ha desprendido de la ladera. El Ayuntamiento de Ribadesella mantiene limpia la calzada, pero el argayu continúa activo. Es decir, como sigue lloviendo y el agua arrastra lodos y sedimentos de forma permanente la carretera seguirá cerrada al menos dos días mas. “Lamentamos los inconvenientes, pero no nos queda otra, porque el argayu es de considerable tamaño ya que el prau se vino entero abajo”, afirmó el concejal de obras y servicios, José Luís Díaz Bermúdez.

La primera noticia del desprendimiento llegó a las siete de la mañana del sábado. Una enorme lengua de barro, piedra y árboles había sepultado la carretera a cincuenta metros de la curva de Sardalla. Ese mismo día se puso en marcha el mecanismo de limpieza. Una pala y dos camiones estuvieron trabajando durante esa mañana hasta dejar limpia la calzada. Sin embargo, el domingo había bajado de nuevo hasta la mitad de la carretera.

La empresa que se encargó de estos trabajos durante los dos días retiró todo el material depositado sobre la calzada y acondicionó en lo posible el talud. “Se sacaron mas de treinta camiones de 26 toneladas, es decir, se han retirado cerca de 800 toneladas de tierra, es de un tamo enorme”, añadió Díaz Bermúdez. El concejal de obras confía en que mejore el tiempo para que pueda “asentar” el talud y cortar la continua hemorragia de barro.

Este es el segundo corte de tráfico que sufre este tramo de carretera en lo que va de año. La lengua de barro está situada a escasos cincuenta metros del hundimiento de la calzada cuya reparación obligó a mantenerla cerrada durante veinte días entre los meses de enero y febrero. Los problemas son diferentes, pero los dos están motivados por las intensas lluvias. “Se trata de una carretera con mucha frondosidad, en la que hay manantiales, riegas y mucha humedad, por lo que presenta muchas complicaciones”, añadió José Luís Díaz Bermúdez.

Visto 417 veces

Noticias relacionadas




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.