Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



El juicio público y entierru de la sardina ponen punto final al antroxu riosellano

Ribadesella Sociedad

El Carnaval 2023 de Ribadesella ya es historia. A las 21:30 horas de este martes festivo, en la Rambla de la Barca, como mandan los cánones del antroxu local, fue incinerada la sardina, Dña Sardina del Puente Nuevu. Antes fue juzgada y declarada culpable de “muchos males” en el juicio público rescatado por Entaína después de diez años de ausencia. 

El Fiscal se encargó de incriminar a la sardina del olvido al que está sometida la Plaza de Abastos y de la posible desaparición de la pista deportiva de La Atalaya: ‘Los neños de la escuela van quedar sin pabellón pa aparcar en mediu el pueblu algún que otro turistón’. También de la polémica sobre el presunto adoctrinamiento denunciado por el PP en el instituto o de la urbanización a base de hormigón llevada a cabo en la avenida de Tito Bustillo. 

Se la culpó de la escasez de chigres y bares nocturnos en una villa en la que “si te quies mamar o vas pa Llanes o emigres”. Y por supuesto, de lo del puente. El fiscal no descartó que por mediación de la sardina “acabe en Teverga la reforma”, como ya ocurrió, años atrás, con el Museo de la Prehistoria y la réplica de Tito Bustillo. 

El abogado defensor lamentó que la sardina cargue con todo y pidió revisar unos cargos que tienen “mucha guasa”, porque “alguna culpa tendrá el alcalde, aunque na mas sea poco”. El abogado añadió que “la sardina no tien culpa y por ello pídevos perdón porque con vivir en esa llatina ya tuvo abonda sanción”. Pero ni las palabras del abogado defensor ni su alegato sirvieron para nada. El juez la sentenció “a morrer en la foguera y en público espectáculo”. 

Así ocurrió bajo una descarga de fuegos artificiales y una intermitente lluvia que quiso hacer acto de presencia en su despedida. Un adiós que también contó con las coplas de Ramón Cerra Barbas ‘Turra’, su hermano Tonino y en pareja, dos históricos de este festejos, Armando y Estela, esta última con una doble disfrazada entre el numeroso público presente. Este año, la sardina ha tenido una buena despedida, aunque su incineración fue casi agónica. Costó trabajo meterle fuego, pero al final prendió. 

ALBUM DE FOTOS



Visto 1.393 veces

Noticias relacionadas




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.