Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



Las excavaciones paleontológicas en La Rexidora de Cuerres (Ribadesella) volverán el año que viene

Cultura Ribadesella Sociedad
Las excavaciones paleontológicas en La Rexidora de Cuerres (Ribadesella) volverán el año que viene

El paleontólogo que investiga la cueva cuaternaria de Cuerres (Ribadesella), el avilesino Diego Alvarez Lao, espera reanudar las investigaciones en la sima de La Rexidora el año que viene. Este año, debido a la situación generada por la pandemia, no pudo excavar, aunque confía en poder hacerlo a lo largo de los próximos meses a mediados de 2021. “De momento no tenemos hallazgos nuevos que presentar, ni información que compartir, pero nuestra intención es volver el año que viene, a ver si las circunstancias nos lo permiten”, afirmó.

Alvarez Lao lleva alrededor de ocho años investigando en La Rexidora de Cuerres con cuatro campañas continuas antes de 2020. En ese tiempo, lo mas sorprendente y excepcional ha sido el esqueleto casi completo de una hiena cavernaria que, de momento, continúa en el departamento de Geología, Area de Paleontología, de la Universidad de Oviedo. “Cuando termine la investigación, todos los restos excavados tienen que cederse a la Consejería de Cultura que probablemente los expondrán en el Museo Arqueológico de Asturias”, afirmó Alvarez Lao.

El problema es que aún no hay fecha cercana en el horizonte para la conclusión de esas excavaciones porque “la cueva tiene un potencial enorme, aún no conocemos sus límites así que aún se puede prolongar por un tiempo”, añadió.

En la sima de Cuerres, además de la famosa hiena cavernaria, también se han encontrado los restos fósiles de nueve ejemplares de bisonte de estepa, de varios ejemplares de rinocerontes lanudos y restos de renos y ciervos, fundamentalmente. En total se han extraído alrededor de un millar de huesos que aún se siguen clasificando.

            BUEY ALMIZCLERO EN TRESVISO.- Diego Alvarez Lao también ha participado en las investigaciones llevadas a cabo por la Universidad de Oviedo que han permitido documentar los restos fósiles del primer Buey Almizclero de la Cornisa Cantábrica, un ejemplar joven de 35.000 años de antigüedad.

Estos restos fueron encontrados en una cueva, cerca de Tresviso (Cantabria) en el año 1986 por unos espeleólogos británicos. Como en principio se creyó que se trataba de una vaca la cueva se bautizó con el nombre de Cow Head Cave. En 2018 fueron recuperados por un equipo de investigación de la Universidad de Oviedo que recientemente confirmaba que no era una vaca sino un Buey Almizclero.

“Desde mi punto de vista hubiera sido mas adecuado llamarlo Buey Lanudo, porque este animal lo mas característico que tiene es el hecho de haberse adaptado a los climas fríos a base de realizar una serie de adaptaciones anatómicas, como la de desarrollar un grueso pelaje”, afirmó Diego Alvarez Lao. En la misma cueva se ha encontrado un conjunto de huesos que pertenecían como mínimo a dos individuos de este buey de la edad del hielo.

Visto 239 veces

Noticias relacionadas




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.