Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



El Hacha de Talón encontrada en Ribadesella se integrará en la exposición permanente del Museo Arqueológico de Asturias

Cultura Ribadesella Sociedad

El Hacha de Talón encontrada recientemente en el concejo de Ribadesella pasará a formar parte de la exposición permanente del Museo Arqueológico de Asturias en próximas fechas. Por lo tanto, quedará integrada en las vitrinas del museo a no tardar. Así lo anunció el arqueólogo Angel Villa, que agradeció tanto a Ricardo Martínez Obradors como a Iván Casanueva “que hayan sido diligentes en la comunicación de sus hallazgos a la Consejería de Cultura tal y como por otro lado establece la Ley de Patrimonio que gestiona y rige el procedimiento de estos asuntos”, destacó.

Según Angel Villa, arqueólogo del museo, tanto el hacha como la fíbula riosellanas son de gran relevancia “porque son el único documento que conservamos de la vida de las personas que habitaron ese territorio hace siglos o milenios”. Pero además, son dos piezas de “gran calidad formal, con una factura técnica impecable y muy representativas de los periodos históricos a los que corresponden”.

La fíbula, una especie de hebilla a la que le falta la aguja (foto), tiene entre 2.100 y 2.400 años de antigüedad. Es decir, “corresponde a la Edad del Hierro, tiempo en el que la gente que ocupaba Asturias se asentaba fundamentalmente en castros”.

El hacha tiene alrededor de 3.000 años de antigüedad, corresponde al final de la Edad del Bronce un periodo anterior. “Es una muy buena pieza, de gran calidad metálica y muy representativa del mencionado periodo de nuestra prehistoria”, el final de la Edad del Bronce y el comienzo de los castros y la posterior Edad del Hierro. Su morfología corresponde a un tipo muy bien conocido en Asturias y gracias a que se conoce su lugar exacto de procedencia “viene a enriquecer” todo lo que ya se conoce de esa época. En Asturias se han recuperado alrededor de un centenar de hachas similares.

Según Angel Villa, “toda Asturias es rica en hallazgos arqueológicos”. Al final, el número de piezas recuperadas siempre dependerá de la intensidad de la investigación que se realice en cada zona. En el caso del hacha riosellana habrá que analizar su composición elemental para conocer cuál es la proporción de cobre, estaño y quizás algo de plomo que pudiera llevar

Visto 2.057 veces

Noticias relacionadas




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.