Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



Seis alternativas de uso para la plaza de abastos de Ribadesella

Ribadesella Sociedad

Una plaza de abastos multiusos, polivalente e integrada en la trama urbana. Eso es lo que quiere la Plataforma Ciudadana creada en Ribadesella para evitar la demolición del histórico edificio proyectado por el arquitecto Manuel García Rodríguez en 1935. Precisamente, uno de sus bisnietos, el joven geógrafo urbanista Rafael Suárez-Muñiz, fue el encargado de abrir el acto celebrado este sábado en la Casa de Cultura para hablar sobre los usos futuros de la controvertida plaza cubierta. 

Suárez-Muñiz cree que el déficit de aparcamientos en la villa “no es un argumento técnico preciso como para plantear su demolición” y lamenta que en su día se haya “desocupado un espacio cubierto pasa sacar el mercado a la calle”. De cara al futuro, defendió una plaza como un “espacio autogestionado” que pueda ser atravesado por los peatones y que “trascienda más allá de su uso como mercado”. 

Sobre las opciones de uso futuro para el mercado, la Plataforma SOS Plaza de Abastos seleccionó seis alternativas entre todas las que se presentaron a la convocatoria pública del banco de ideas. Sus creadores fueron los encargados de defenderlas ante los asistentes al acto. El primero en hacerlo fue Juan Muñoz, que propuso un Mercado-Feria con alternativa de usos en función de la temporada, recuperando la estructura original del edificio para ubicar bajo sus viseras laterales a los productores hortícolas del concejo. En el interior, doce puestos de venta y degustación de otros productos gastronómicos o artesanales y espacios abiertos para la organización de actividades culturales y saludables. 

Emilio Ureta propuso un centro multidisciplinar donde poder ubicar la oficina de información turística o centro de recepción de visitantes y el mercado de abastos en la planta inferior, habilitando un altillo lateral como espacio reservado para usos culturales y cafetería. El proyecto de la Asociación de Vecinos de la Zona Rural de Ribadesella lo defendió Pilar Costales Somoano, vecina de La Granda. Este colectivo quiere una plaza “trasversal y dinámica” en la que exponer, degustar y vender tanto los productos de la huerta riosellana como aquellos otros que se transforman en el concejo, impulsando la creación de la marca Huerta Riosellana y elaborando un registro de productores y productos locales.

La más innovadora fue la diseñadora e ilustradora local Ana González Alvarez que presentó una propuesta dirigida a “reducir el éxodo de la juventud riosellana, la fuga de cerebros”, dijo. Planteó convertir la plaza en un centro de empresas y coworking en el que poder compatibilizar las actividades tradicionales del concejo con la creación de nuevas empresas, “en el que se puedan vender tomates y crear videojuegos a la vez”, afirmó. Como diseñadora que es, su presentación la acompañó con una serie de recreaciones arquitectónicas tanto del interior como exterior de su futura plaza que entusiasmaron a los asistentes. Su alternativa, coincidió en contenidos con la defendida por Luís Posada Alas. Este propuso dedicar la planta baja a los usos comercial y cultural además de la convivencia social, habilitando en la planta superior diez microdespachos como centro de dinamización empresarial. Posada también propuso reordenar el espacio exterior del edificio suprimiendo el tráfico rodado de vehículos. 

A ese entorno también se refirió el periodista madrileño Paco del Brío, con segunda residencia en Ribadesella desde hace más de medio siglo. Este cree que “la salvación de la plaza de abastos es el germen para la salvación del entorno como zona lúdica y de encuentro”. Del Brío cree que la plaza “debe ser un mercado, pero moderno, de productos y de servicios y para el disfrute del pueblo, no del turismo”. 

La Plataforma Ciudadana SOS Plaza de Abastos confía en que el expediente abierto por Cultura para incluir el edificio en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias acabe siendo favorable. Sabe que el proceso puede durar alrededor de año y medio, pero confía en que cuando esto acabe se le dará un uso viable en beneficio de la comunidad.   

Visto 1.126 veces

Noticias relacionadas




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.