Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



La Guardia Civil descarta una muerte violenta de la mujer hallada esta mañana en un acantilado de Ribadesella

Sucesos

Hacia la una y cuarto de la tarde era recuperado el cuerpo de la mujer que esta mañana apareció muerta en el pedral de Xicu, a escasos metros de la villa de Ribadesella. El helicóptero de los Bomberos de Asturias izaba la camilla con el cadáver y un bombero, después de haber rescatado a los cuatro agentes de la Policía Local y Guardia Civil que la marea dejó atrapados en el acantilado. Tras el análisis del Médico Forense se procedió al levantamiento del cadáver, siendo trasladado al Instituto de Medicina Legal de Asturias para practicar la autopsia.

La policía judicial iniciará ahora las investigaciones para esclarecer las circunstancias de su muerte. En principio se está buscando el vehículo que se cree es de su propiedad, dado que en su poder tenía la llave de un automóvil. El objetivo inicial, encontrar algún tipo de documento que permita identificar el cadáver. De momento no ha sido identificada.

El cuerpo fue avistado por un vecino de Ribadesella hacia las 10:30 horas de este domingo. Este vecino, aficionado al marisqueo deportivo entre los pedrales del concejo, se encontró con el cadáver, «le vi las piernas», dijo y dio aviso a las fuerzas del orden público. Estaba situado contra la pared del acantilado, en el pedral de Xicu, al Este de la playa de La Atalaya.

Poco después se personaban en el lugar dos agentes de la Policía Local y otros dos de la Guardia Civil que quedaron atrapados en el pedral tras subir la marea. Los cuatro agentes fueron recogidos por el helicóptero de Bomberos de Asturias pasadas las doce del mediodía.

El cadáver, según los testigos, corresponde a una mujer de mediana edad, de complexión y estatura medianas que, según la Guardia Civil, podría encontrarse fallecida «desde hace varios días». Está completamente vestida y porta un bolso cruzado en bandolera. Se sospecha que pudo haberse caído, aunque las investigaciones policiales determinarán las circunstancias exactas de su muerte. De hecho, las lesiones que presenta «no son compatibles con una muerte violenta».

El alcalde de Ribadesella, Ramón Canal, también se acercó al lugar de los hechos para seguir su evolución desde la misma playa de La Atalaya.

Visto 3.043 veces

Noticias relacionadas




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.