Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



Colombres saca a la luz una pieza única de orfebrería, un copón y un arca de 1748, donada a la parroquia por un indiano

Cultura Ribadedeva Sociedad

El Museo de la Iglesia en Asturias cuenta desde ayer con una nueva pieza de orfebrería en su colección, un copón y su arca de plata de extraordinario interés, procedente de la parroquia de Santa María de Colombres, en el concejo de Ribadedeva.

El copón, que está elaborado con plata de considerable grosor y muestra un cuerpo hexagonal fue donado a la parroquia por un indiano de Pimiangu, bautizado en 1704 con el nombre de Manuel Rubín. Se trata de una pieza con cerca de tres siglos de historia que fue labrada en Puebla.

De hecho, en la parte delantera de la tapa aparece el año en el que supuestamente fue acuñada. En ella se lee la siguiente inscripción: “Soi de Santa María de Colonbres, Para el dibinisimo Sacramentado, a debosion de sv bienechor, don Manuel Rvbin, Año 1748”. Este tipo de texto inscrito sobre los objetos de plata es frecuente cuando se trata de una dádiva de los indianos que consiguieron éxito en los virreinatos americanos en los siglos XVII y XVIII. Asimismo, el estilo del trabajo de platería, poco frecuente de encontrar en España, corrobora esta procedencia.

Al indagar sobre el donante llamado Manuel Rubín, se encontró que era oriundo de Pimiango, a 3,5 km de distancia de Colombres, y que fue bautizado en 1704. Según la profesora de la Universidad de Oviedo, Yayoi Kawamura, pudo tratarse de un joven que abandonó su tierra natal, escasa en los recursos, y se marchó a América en busca de una vida mejor. Se sabe que llegó a ocupar el cargo de alguacil mayor de Cholula, un barrio de Puebla en el virreinato de Nueva España, y a sus 44 años, con una estabilidad profesional en tierras americanas, envió este conjunto a Colombres.

El copón y el arca eucarística fueron salvados y custodiados ante el peligro de desaparición por robo por una de las vecinas de la parroquia. Hasta ahora estuvo en manos de Mercedes Erice y de sus antepasados, que la custodiaron hasta que Amador Galán llegó a Colombres como nuevo párroco. Solo se exhibía el día de Jueves Santo y nos dimos cuenta que “donde debe estar es en el Museo de la Iglesia de Asturias para el disfrute de todos, porque después de casi trescientos años no ha sufrido ninguna alteración y ha llegado a nuestros tiempos intacta, muy bien conservada”, afirmó Amador Galán.

El párroco cree que su depósito en el museo “es donde mejor está”, aunque la propiedad seguirá siendo de la parroquia Santa María de Colombres. De hecho, el copón y el arca regresarán todos los años a Colombres. El día de La Sacramental volverá a la capital del concejo de Ribadedeva, “una persona del museo nos la traerá con toda la seguridad y la volverá a llevar por la tarde al museo”.

Ayer fue presentada como una obra de excepcional interés en el Museo de la Iglesia, situado en el claustro alto de la Catedral de Oviedo, en el que ha quedado depositada. En el acto estuvieron presentes el Deán, Benito Gallego Casado, la Directora del Museo de la Iglesia, Otilia Requejo Pagés, la profesora Yayoi Kawamura, encargada de la presentación de la  pieza y el párroco de Colombres, Amador Galán.

Visto 274 veces

Noticias relacionadas




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.