Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



Las ayudas a las explotaciones afectadas por EHE se pondrán en marcha antes de que finalice este segundo trimestre

Sociedad

El Gobierno del Principado de Asturias pondrá en marcha antes de finalizar este segundo trimestre las ayudas a las explotaciones afectadas por la Enfermedad Hemorrágica Epizoótica (EHE) entre el 4 de septiembre de 2023 y el 31 de marzo de este año. A partir de esa fecha se abrirá un nuevo periodo para cubrir las que se vayan registrando a lo largo de la nueva esta anualidad. Así lo anunció esta mañana la directora general de Ganadería y Sanidad Animal, Rocío Huerta.

En paralelo, la Consejería de Medio Rural y Política Agraria ha publicado hoy las medidas que flexibilizan los requisitos de movimiento de la cabaña ganadera asturiana. Estas normas llegan una vez finalizado el periodo estacional libre del mosquito que transmite a los animales patologías como la lengua azul o la EHE.

Así, el Principado permitirá hasta el 1 de junio trasladar ganado desde y hacia las zonas que, como Asturias, se incorporaron en el segundo semestre de 2023 al programa de vigilancia, control y erradicación. De esta forma, las explotaciones dispondrán de un tiempo adicional para finalizar la vacunación contra la lengua azul en estos territorios.

De este modo, en abril y mayo se permitirán los movimientos de animales que aún no hayan recibido la vacunación. Si se trata de ganado que no se va a sacrificar, será necesario desinsectar tanto los animales como los medios de transporte que se vayan a utilizar. En el caso del ganado para sacrificio, bastará con desinsectar el medio de transporte.

La Consejería de Medio Rural y Política Agraria insiste en que resulta de vital importancia comunicar de inmediato al veterinario de la explotación cualquier sospecha de EHE, así como iniciar el tratamiento tan pronto como aparezcan los síntomas. El departamento que encabeza Marcelino Marcos también incide en la necesidad de tomar muestras para confirmar la presencia de la patología en la explotación, valorar su impacto y distribución, y adoptar medidas de desinsectación en animales e instalaciones para luchar contra la transmisión.

El Principado, al igual que el resto de comunidades del territorio peninsular, es zona restringida de EHE y, desde el pasado 10 de noviembre, del serotipo 4 de la lengua azul. Este hecho exige aplicar medidas de vigilancia y control y, en el caso de la lengua azul, la vacunación, campaña que se está llevando a cabo de forma masiva y gratuita en todo el territorio asturiano.

Tanto la lengua azul como la EHE afectan principalmente al ganado bovino y ovino. Ambas se transmiten a través de la picadura de mosquitos del género Culicoides. Cabe destacar que no se traza de zoonosis, por lo que no afectan a las personas, de modo que el consumo de carne sigue siendo seguro.

Visto 81 veces

Noticias relacionadas




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.