Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



El caudal del Sella sigue creciendo sin parar y la intensa lluvia provoca un hundimiento en una carretera de Ponga

Cangas de Onís Llanes Parres Ponga Ribadesella

Después de quince horas de intensas lluvias en el Principado, el caudal de los ríos comienza a ser preocupante. Así ocurre en la cuenca del Sella, donde a las 15:30 horas de este lunes ya se había superado el nivel se seguimiento a su paso por Arriondas. No ha ocurrido lo mismo en el Güeña a su paso por la ciudad de Cangas de Onís, donde el nivel de sus aguas está bajando después de siete horas de crecida. Así, el Sella está arrastrando hasta su desembocadura en la ría de Ribadesella todo tipo de materiales, árboles enteros y raigones de todos los tamaños.

            En La Mediana de Ribadesella llevan dos días retirando la maquinaria que tienen dispersa por los invernaderos ante lo que pueda ocurrir. El río aún no se ha salido por el estuario del Sella y el propietario de esta explotación agrícola, Roberto Capín, confían en que llegue pronto la nieve para evitar males mayores.

De momento, la primera invernada del año está causado algunos problemas en las carreteras de la comarca debido a la intensa lluvia, “hay agua por todos los lados sobre todo en Ponga”, afirmó Antonio Alonso. De hecho, en ese municipio, a las dos de la tarde se registraba el primer corte total de una calzada por hundimiento de la misma. Es en el PK 2,200 de la PO-1 entre Beleño y Sobrefoz, en el acceso a Ventaniella.

También se han contabilizado numerosas caídas de árboles con cortes totales de carretera en diferentes puntos: “Entre Nueva y Naves, entre La Franca y Los Cándanos a la altura de Santa Eulalia, en el acceso al campo de golf de Llanes, entre Cue y Andrín, además de varios cortes en las dos vertientes del Fitu, las caras norte y sur”, apuntó Antonio Alonso. Todos están retirados.

La nieve aún no ha hecho acto de presencia, pero el plan de viabilidad invernal ya está operativo ante lo que pueda ocurrir entre el martes y el miércoles, días en los que se esperan nevadas entre 200 y 300 metros de altitud. Para luchar contra esa inclemencia meteorológica, el servicio de conservación de carreteras del Principado va a disponer de dos camiones con cucha y extendedor de sal y una fresadora, dando prioridad a las poblaciones, a las carreteras que dan acceso a núcleos de población.

Por otro lado, estos días han comenzado las obras de reconstrucción del voladizo que se vino abajo el 27 de octubre pasado en el PK 37,700 de la carretera AS-114 a la altura de Mildón dirección Panes. Una gran roca de 4 Toneladas rompió el voladizo y desde ese día se mantiene cortada un carril regulado con semáforos. Se va a reconstruir el voladizo y se van a colocar dos pantallas de protección anti desprendimientos. De momento ya se hizo el desbroce y se colocó una malla de seguridad.

Visto 2.732 veces

Noticias relacionadas




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.