Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



La Etnográfica de Ribadesella intentará dar continuidad a los Encuentros Astur-Cántabros tras la muerte de Elías

Ribadesella Sociedad
La Etnográfica de Ribadesella intentará dar continuidad a los Encuentros Astur-Cántabros tras la muerte de Elías

La Sociedad Etnográfica de Ribadesella llora la muerte de su presidente, Francisco Elías Pando y anuncia que estudiará todas las opciones posibles para dar continuidad al que fue su mayor empresa y su principal legado, los reconocidos Encuentros Astur-Cántabros. Así lo confirmó el vicepresidente Miguel Angel Pérez Aller, una de las personas que le ha acompañado en el desarrollo de ese proyecto desde su primera edición en el año 2008. 

De hecho, según desveló, una de las últimas conversaciones que mantuvo con Elías estuvo relacionada con los encuentros. Les llamó para saber cómo iban las negociaciones con el Ayuntamiento de Colunga para que acogiera este mismo año la decimotercera edición. “Ese día lo ví con enorme ilusión, pero la enfermedad estaba muy avanzada. Habrá que hablar para que esto siga, porque dentro de la Etnográfica hay gente muy válida para dar continuidad a los encuentros”, afirmó Pérez Aller. 

La primera opción sigue siendo la de Colunga, aunque si esta falla, “habrá que buscar otro municipio que se preste a organizarla”. Este año tiene que ser asturiano, porque la última edición se celebró y con “gran éxito” en Torrelavega (Cantabria). Entre las posibles opciones también están concejos que aún no lo han acogido como Llanes, Parres, Piloña, Amieva, Caravia, Cabrales, Onís o Peñamellera Alta. 

Las doce ediciones de los Encuentros Astur-Cántabros se han celebrado, por este orden, en Ribadesella, Reocín, Ribadedeva, San Vicente de la Barquera, Ponga, Cabezón de la Sal, Peñamellera Baja, Valderredible, Cangas de Onís, Marina de Cudeyo, Llanera y Torrelavega. A ninguna de ellas ha acudido el Presidente del Principado de turno, aunque sí lo ha hecho su homónimo cántabro. El Gobierno asturiano siempre envió a un representante, pero nunca a su Presidente. Esta es la asignatura pendiente que Francisco Elías Pando intentó aprobar por todos los medios. Lo tuvo muy cerca el año pasado, pero a última hora, Adrián Barbón fue el gran ausente del encuentro en Torrelavega. 

Por ese motivo, la Etnográfica de Ribadesella tendrá que decidir si da continuidad al proyecto y deberá mover todos los resortes para aprobar esa asignatura pendiente. De momento, Miguel Angel Pérez Aller asume la presidencia en estos días “tristes” para todos los que han conocido a Elías. “Era una persona entrañable, amigo mas que nada, a la que conozco desde hace muchos años y con la que he compartido muchos acontecimientos tanto en La Cultural como en la Etnográfica. Hasta nacimos el mismo año”, destacó. Miguel Angel vino al mundo en Camangu (Ribadesella) y Elías en Gijón, aunque la mayor parte de su vida la pasó en la calle Coronel Bravo de Ribadesella, donde fijó su residencia familiar junto a Begoña y su único hijo, Fran. 

Llegó a esta villa en 1965. Formó parte de las asociaciones dude padres en los centros educativos en los que estudió su hijo. Encabezó el movimiento en la lucha para conseguir el Instituto de Enseñanza Secundaria. Participó en la fundación de la Asociación del Camino De Santiago. Presidió la Sociedad Cultural y Deportiva. Formó parte de la Plataforma de Afectados por el Deslinde de Costas. Y ha presidido la Sociedad Etnográfica desde su fundación hasta el 11 de octubre pasado. «Su trabajo se queda en Ribadesella para siempre», dijeron sus compañeros en el funeral de este mediodía.

Visto 344 veces

Noticias relacionadas




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.