Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



AICOR pedirá la instalación de cámaras de vigilancia en las calles de Ribadesella para luchar contra los robos

Ribadesella Sociedad Sucesos

La Asociación de Industriales y Comerciantes de Ribadesella (AICOR) pedirá la instalación de cámaras de vigilancia en las calles de la villa para evitar robos como el ocurrido esta semana en la tienda de moda Aguamarina. El presidente del colectivo, Manolo García, recogía el guante lanzado por la última víctima de los amigos de lo ajeno y confirmaba que AICOR presentará una propuesta para que se instalen mas cámaras de seguridad. “Al igual que hay dos para controlar el tráfico en Gran Vía y Manuel Fernández Juncos habrá que colocar mas para dotar a todo el pueblo con una instalación que permita controlar a esa gente que viene a robarnos”, aseguró.

García teme que la ratería pueda incrementarse con la crisis económica. “Esto va ir a mas porque la gente necesita dinero y la mejor forma para algunos siempre pasa por robar lo ajeno”, afirmó. Así, el presidente de AICOR cree que hay que tomar cartas en el asunto colocando cámaras de vigilancia y ampliando a la noche la vigilancia de la Policía Local y reforzando la que realiza de la Guardia Civil. “Cree o que solo hay una pareja de la Benemérita que hace la ruta de todo el oriente y eso es muy poco para vigilar la noche”, añadió.

Manolo García pedirá una reunión con el alcalde de Ribadesella para ver las soluciones posibles para luchar contra los robos y entre ellas, “la instalación de cámaras en todas las calles de Ribadesella”. La última vez que el concejal de seguridad ciudadana del Ayuntamiento de Ribadesella se pronunció sobre este asunto descartó su instalación aunque también se comprometió a estudiar todas las propuestas que le presente el gremio de comerciantes.

El último saqueo al comercio riosellano ocurrió en la madrugada de ayer jueves. Los cacos asaltaron un céntrico comercio de moda y se llevaban un botín valorado en mas de 4.000 euros entre ropa y dinero en metálico. La propietaria del negocio, Manuela Haro Priede, pidió la unidad del comercio riosellano para reclamar la instalación de cámaras de vigilancia que eviten este tipo de sucesos o ayuden a identificar a las personas que se dedican a robar y apropiarse de lo ajeno. Su petición no ha caído en saco roto y parece que tendrá algún recorrido.

Visto 292 veces

Noticias relacionadas




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.