Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo

Malvárez también pide una réplica de Tito Bustillo para el museo riosellano

Cultura Ribadesella Sociedad
Malvárez también pide una réplica de Tito Bustillo para el museo riosellano

El Colegio Público Manuel Fernández Juncos de Ribadesella recibe a las diez de la mañana la visita de un riosellano querido, admirado y apreciado por todos sus paisanos. Uno de los pocos vecinos del concejo que han merecido, a título colectivo, la Medalla de Oro de Asturias al formar parte del grupo de espeleólogos que en 1968 descubrió las pinturas rupestres de Tito Bustillo descolgándose por la cueva de La Cerezal, en el macizo de Ardines.

No es la primera vez que Jesús Manuel Fernández Malvárez se dirige a los escolares del municipio para hacerles partícipes de su experiencia vital después de más de medio siglo de aquel descubrimiento. Ayer lo hizo en el Colegio Público de La Corredoria y hoy será en su villa natal, “para contarles cómo cambiaron las cosas para nosotros y cómo ha evolucionado la humanidad desde que aquellos primeros pobladores riosellanos pintaron estas cuevas”, afirmó.

Unas pinturas que son Patrimonio de la Humanidad y que, como tal, deben conservarse para presentes y futuras generaciones. Por ese motivo, Malvárez se pronunció a favor de replicar en el Centro de Arte Rupestre Tito Bustillo el panel principal de la cueva. Cree que el museo “está muy bien, pero se quedó corto en relación a un proyecto original que era mucho mas amplio”, al incluir laboratorios para analizar los materiales que se encontraran y reproducciones de las pinturas más importantes de la cueva.

El CAR Tito Bustillo, inaugurado en 2011, cuenta con una planta central de 1.700 metros cuadrados expositivos en los que, entre otras cosas, se exponen una reproducción del Camarín de las Vulvas, otra de los Antropomorfos y un audiovisual del Panel Principal proyectado sobre una pantalla de seis metros. “Pero lo que se echa en falta es una reproducción a tamaño natural de ese panel, el principal conjunto de pinturas de la cueva, para evitar tantas entradas a la caverna y reducir su deterioro”, afirmó Malvárez.

A Malvárez le gustaría que todo el mundo pudiera acceder sin límites a la cueva original, “pero lógicamente sabemos que eso hay que conservarlo y que cuanto más gente entre más se deteriora”. Por ese motivo, pidió una “reproducción externa para la gente en general”, pero sin llegar a prohibir por completo la entrada a la cueva, “dejándola para los estudiosos del tema y para la organización de visitas de vez en cuando”, añadió.

Con esa reproducción del Panel Principal en el Area 5 del Centro de Arte Rupestre -la menos atractiva y más vacía de contenidos-, el museo ganaría  en originalidad despertando el interés de mayor número de turistas. Hoy en día, es mucho más visible y notoria su fachada, con grandes franjas de colores que contrastan con la monocromía del macizo de Ardines, que sus contenidos moseográficos.

Para Jesús Manuel Fernández Malvárez es “un orgullo” haber participado en el descubierto de las pinturas rupestres riosellanas. Cree que le ayudó a “enfocar” su propia vida ya que “siempre te queda esa cosa de que efectivamente hiciste algo”. Pero como todos los años suele visitar el centro y la cueva varias veces al año, “siempre hay algún conocido que quiere verla contigo”, algún día le gustaría ver cumplido su sueño y el de muchos riosellanos, que se dotase al museo con la réplica que siempre reclamó el concejo de Ribadesella.

Visto 83 veces

Noticias relacionadas




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.