Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo

Un vecino de Llanes es condenado a 15 meses de prisión por un delito continuado de maltrato animal

Llanes Sociedad
Un vecino de Llanes es condenado a 15 meses de prisión por un delito continuado de maltrato animal

Una juez ha condenado a un ganadero de Porrúa (Llanes) a 15 meses de prisión por un delito continuado de maltrato animal y ha pedido que se investigue si la madre y un amigo del acusado cometieron un delito de falso testimonio para favorecerle con su declaración.

La condena, dictada por la juez de lo Penal 2 de Oviedo, incluye además la inhabilitación al acusado, V.M.R., durante cuatro años, para el ejercicio, oficio o comercio relacionado con los animales y su tenencia.

La juez declara probado que V.M.R., al menos desde diciembre de 2017 hasta enero de 2018, privó a sus animales de «los más elementales cuidados», dejándoles encerrados sin comida, ni bebida y en condiciones higiénicas «deplorables».

Los vecinos alertaron del estado de abandono de los animales a la Policía Local de Llanes que, el 3 de enero de 2018, acudieron a la cuadra y hallaron dos gallinas muertas, dos ovejas muertas en avanzado estado de descomposición, y dos burros en estado de desnutrición.

Los burros presentaban fasciculaciones mandibulares y alta probabilidad de padecer cólico por impactación debido a la ingesta de la lana de las ovejas a falta de otro alimento, careciendo de agua y comida y pisando sus propios excrementos acumulados y a los animales en descomposición.Asimismo, fueron hallados en las inmediaciones de la finca huesos de gallinas introducidos en dos sacos, así como el cadáver de una oveja en la zona del río.

La Asociación Mundo Vivo se hizo cargo de los dos burros, previa autorización judicial, desde el 4 de enero de 2018, a los que cuidaron y atendieron hasta que fueron sustraídos el 29 de enero de 2018, apareciendo ese mismo día en otra finca y devueltos a su procedencia.Los burros fueron sustraídos, nuevamente, el 2 de febrero de 2018, y desde entonces se desconoce, tanto su estado, como su paradero.

V.M.R. tendrá que indemnizar a la Asociación «Mundo Vivo», en la cantidad que se determine en ejecución de sentencia, por los gastos derivados de la atención dispensada a los burros, como pedía la abogada de la acusación particular, Laura de Pedro Lázaro.

La juez ha tenido en cuenta, entre otras pruebas, la declaración de un testigo que afirmó que los excrementos les llegaban a los burros por las rodillas, estaban encerrados, al 50 por ciento de su normal peso corporal, sucios, los cascos sin recortar y en un estado de abandono total.Además, incidió en que vio gallinas muertas, «premeditadamente degolladas», así como una oveja muerta junto al río y un saco con huesos de 30 ó 40 gallinas.

La madre del acusado, M.E.B., y su amigo E.M.P. ofrecieron sendas declaraciones «mendaces, a sabiendas de su falsedad, con el evidente ánimo de tratar de favorecer al acusado», señala la sentencia a la que ha tenido acceso Efe, por lo que la juez pide que se investigue si ambos han incurrido en falso testimonio.

Visto 319 veces



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.