Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



El ictiosaurio de la playa de Vega tiene 190 millones de años y podría tratarse de una especie diferente

Cultura Ribadesella Sociedad

Los fósiles del ictiosaurio localizados hace cinco años en los acantilados de la playa de Vega (Ribadesella) tienen una antigüedad de 190 millones de años. Es decir, pertenecen al periodo Pliensbachiense, la tercera edad del Jurásico Inferior. Por lo tanto, “tiene una antigüedad muy particular, es muy poco frecuente en todo el mundo”, afirmó la paleontóloga argentina Marta Fernández, una de las mejores especialistas en reptiles marinos, en general, y en ictiosaurios, en particular. 

Hasta ahora se habían encontrado ictiosaurios más antiguos y más modernos, pero del Jurásico Pliensbachiense “hay muy poca evidencia a nivel mundial y es el ejemplar más completo que se conoce en la Península Ibérica”, añadió. Y para explicar la situación en la que se encuentran los científicos, utilizó un símil cinematográfico: “Esto es como una película de la que conocemos el inicio y su posterior desarrollo, pero no la parte intermedia, escenas que ahora estamos descubriendo gracias al Jurásico de Asturias”, añadió la paleontóloga. 

Marta Fernández viene colaborando con el equipo científico del MUJA, integrado por José Carlos García Ramos y Laura Piñuela, desde el año 2005. Los tres científicos publicaron en 2018 los estudios de otro ejemplar descubierto en Asturias con anterioridad. El de Vega es “semejante, pero no igual” al anterior. Así lo puede afirmar después de los tres primeros días de estudio. “Tenemos indicios de que es otra especie diferente, porque tanto su cabeza como su aleta y su cuerpo son diferentes, así que estamos muy entusiasmados”, destacó Marta Fernández.

Para confirmarlo, primero deben armar el puzle de piezas fósiles que tienen sobre la mesa, “una laboriosa tarea porque la cabeza de un ictiosaurio tiene 64 huesos y en este caso están desparramados, rotos o desaparecidos”. En esta labor trabajarán juntos en Colunga hasta el sábado 18 de noviembre. A partir de esa fecha lo harán de forma virtual. 

Para Marta Fernández el Museo Jurásico de Asturias es “el mejor”, porque tiene unas exhibiciones de “calidad internacional” y un equipo científico apegado al territorio que trabaja a pie de acantilado, que cuenta con la infraestructura adecuada y fomenta los descubrimientos entre la población. De hecho, el ictiosaurio de Vega fue encontrado por un vecino que localizó unos pequeños fragmentos inidentificables que llevó al MUJA. El resto del esqueleto fue recuperado por el equipo científico, por Laura Piñuela y José Carlos García Ramos. Ahora toca completar su estudio. 

Visto 358 veces

Noticias relacionadas




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.