Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



El jabalí del Cobayu también tiene su historia. Te la contamos

Ribadesella Sociedad
El jabalí del Cobayu también tiene su historia. Te la contamos

Ocurrió el pasado domingo. Las personas que ese día, hacia las seis y media de la tarde, transitaban por el Paseo de los Vencedores del Sella, paralelo a la ría y al barrio de El Cobayu, se encontraron de repente con un jabalí correteando por la ría. Para algunos, el susto fue monumental. Otros aprovecharon la ocasión para grabar un vídeo que pueden ver en nuestro Facebook.

Pero qué hacía un jabalí a esas horas en ese lugar, zanganeando por una zona poblada. Pues bien, se estaba escabullendo de una montería en la que participaba el presidente de la Sociedad de Caza de Ribadesella, Javier García Santiago. “Estábamos cazando en la zona de Sebreñu y cuando los monteros soltaron los perros al acecho de un jabalí, este se dirigió al pueblo de Ardines, por encima de la cueva de Tito Bustillo. Allí dio varias vueltas y en lugar de salir hacia San Miguel o Sardalla, cogió rumbo a la ría. Nos acercamos al barrio del Tocote y allí vimos el rastro del jabalí en el fango de la ría, que estaba en marea baja”, relató.

El suido cruzó la ría por ese lugar un rato a pie y otro nadando, “porque nadan perfectamente”. A partir de aquí subió aguas arriba bordeando la ría y el Paseo de los Vencedores del Sella y en su periplo se fue encontrando con vecinos y transeúntes hasta perderle la vista. “Nosotros cogimos los perros en El Tocote y viendo que no había peligro nos imaginamos que habrá vuelto a cruzar el río a la altura de La Mediana rumbo a su hábitat natural en la margen izquierda del río Sella”, explicó García Santiago.

El presidente de la Sociedad de Caza aseguró que los jabalíes en estas condiciones no suelen ser peligrosos, “porque, como puede verse en los vídeos, intentó salir del río hacia el paseo varias veces y al ver gente volvió a tirarse abajo, al agua, así que es muy difícil que haga algo. Lo normal que no haga nada”, explicó. También confirmó que lo ocurrido el domingo fue una anormalidad porque este año hay menos caza que en años anteriores. En septiembre se abatieron siete ejemplares menos que el año pasado y el primer fin de semana de octubre se cerró en blanco. Lo mas destacado, la peripecia del Jabalí del Cobayu.

Visto 1.054 veces

Noticias relacionadas




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.