Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



Los vecinos de Nocéu dedican buena parte de su confinamiento al trasiegu de la sidra

Ribadesella Sociedad

Hoy es miércoles. Es decir, en condiciones normales hoy tendría que ser día de mercado semanal en la villa de Ribadesella, una jornada que siempre ha sido especial para los vecinos de la aldea, pues siempre la han aprovechado para bajar a la villa a realizar alguna compra, encontrarse con los conocidos de otros pueblos y participar de entretenidas tertulias. Sin embargo, el estado de alarma actual nos ha dejado sin mercado y sin esas otras posibilidades. El coronavirus nos ha robado, de momento, cuatro mercados semanales porque los habitantes de la aldea también están confinados en sus domicilios, cumpliendo debidamente con la orden sanitaria.

Entre ellos, José Manuel Rosete, vecino de Nocéu, que hoy se pasó por los micrófonos de la COPE para contarnos que echa de menos el mercado, pero que tampoco le preocupa demasiado. “Lo llevamos bien porque el comestible lo tenemos solucionado, gracias también a la ayuda de los vecinos, pero además tenemos patatas, huevos, naranjas, nueces, avellanas, cebollas, lo básico lo tenemos cubierto”, explicó.

Desde que el 15 de marzo comenzó el estado de alarma, José Manuel y Juaquina prácticamente no se han movido de Nocéu. Solo bajaron un día a la villa para visitar el centro de salud. Como Nocéu es un pueblo de casas muy dispersas, poco se ven con el resto de vecinos, así que dedican el tiempo a la gastronomía o a cumplir con metas que llevaban aparcada varias décadas. Entre ellas, “limpiar una caldera de cobre que tenía abandonada desde hace mas de sesenta años”, explicó.

Pero a lo que José Manuel dedica mas tiempo es al trasiegu de la sidra en el antiquísimo llagar que tiene en casa. “De momento estuve embotellado lo del año pasado y cambiando las botellas de un sitio para otro. También estuve clasificando las viejas y descorchando otras para hacer vinagre, ocupando el tiempo lo mejor posible. No nos aburrimos”, explicó.

A lo que ya dedica un solo minuto es a una de sus grandes aficiones, el deporte de los bolos, “porque los años me han apartado de la práctica”. Tiene la bolera a la puerta de casa y lamenta que esta situación haya paralizado torneos como el Cajetilla y mantenga en el aire los campeonatos de Corteguera o El Xatu, en este concejo de Ribadesella.

FOTO DE JOSÉ MANUEL EN EL LLAGAR obra de Pablo Casanueva

Visto 334 veces

Noticias relacionadas




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.