Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



Piden mas flexibilidad en los protocolos de actuación en el servicio de emergencias de las ambulancias

Cabrales Parres Sociedad
Piden mas flexibilidad en los protocolos de actuación en el servicio de emergencias de las ambulancias

Usuarios de la sanidad pública del oriente de Asturias reclaman más flexibilidad en los protocolos de actuación en la asistencia sanitaria para evitar esperas innecesarias en las urgencias que requieran de un traslado en ambulancia. Es el caso de un matrimonio de Cabrales al que le denegaron el uso de la ambulancia que les estaba atendiendo a pie de calle porque ya había concluido su horario de trabajo, su jornada laboral. 

Ocurrió el 26 de enero pasado en Arenas de Cabrales. Bruno, uno de sus vecinos, de 50 años de edad, sufre un ataque epiléptico a la puerta de su domicilio y empieza a convulsionar en plena calle poco antes de las diez de la noche. Su mujer le proporciona la medicación apropiada para estos ataques y llama al 112 Asturias solicitando un médico de urgencia. 

Mientras esperaban por los servicios médicos, “pasó la ambulancia del concejo, la que presta el servicio de guardia de lunes a viernes, de 10:00 a 20:00 horas y al ver el revuelo de gente se detuvo y nos prestó asistencia hasta que llegaron la médica y la enfermera”, explicó Yolanda Collado, la mujer de Bruno. 

Una vez que el paciente queda estabilizado, la doctora entiende que requiere su traslado al Hospital de Arriondas. Se pone en contacto con el 112 Asturias para solicitar una ambulancia, informando que ya cuentan con una en el lugar de los hechos. Pide autorización para poder utilizarla, pero se la deniegan porque su conductor ya había concluido su jornada laboral y la ambulancia estaba fuera de servicio. Sin embargo, habían utilizado su material médico para ponerle una vía al paciente, administrarle dos bolsas de suero y oxígeno. 

Como alternativa les ofrecieron las ambulancias de Panes o Arriondas. Así que les tocó esperar. El vehículo tardó algo más de una hora en llegar a Arenas y el paciente ingresó en el Hospital de Arriondas después de las doce de la noche. “Mi marido se quedó ingresado y yo me marché del hospital hacia las dos y media de la madrugada”, añadió Yolanda. 

Este matrimonio pide un cambio de protocolos o mayor flexibilidad en los mismos a la hora de atender este tipo de emergencias sanitarias porque el paciente puede empeorar o sufrir de forma innecesaria. Estamos hablando de una disfunción en el servicio, de un fallo a corregir en el sistema público de emergencias, de atención sanitaria al paciente. 

Visto 207 veces

Noticias relacionadas




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.