Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



Un Citroën de 70 años que parece nuevo gracias a las manos de José Luís Pineda

Llanes Ribadesella Sociedad

Aún no tiene su propio programa de televisión, pero gracias a la maestría con la que ejecuta sus trabajos, el llanisco José Luís Pineda podría formar parte de cualquier plató-taller dedicado a la restauración de coches clásicos e históricos. A lo largo de su vida solo ha restaurado cinco carrocerías y algunas de ellas las ha expuesto en el Encuentro de Vehículos Clásicos que desde hace once años se celebra en Ribadesella. El último, un Citroën 11B construido en 1950, un vehículo histórico que está a punto de cumplir los 70 años de antigüedad y que se encuentra en perfecto estado de conservación gracias a la reconstrucción que le ha hecho su propietario.

Lo adquirió en Burdeos (Francia) en el año 1995 “hecho una chatarra” y tardó dos años y medio en restaurarlo, dedicándole un total de 1.860 horas de trabajo. “Tuve que hacerlo completamente nuevo, pero para mí esto es un entretenimiento, un hobby”, explica. De hecho, siempre tuvo pasión e inquietud por este tipo de automóviles porque era los que utilizaba su abuelo en el Taxi que conducía en Madrid. “Yo viajaba con él muchas veces y me hubiese gustado ser mecánico, pero mi madre no quería”, añadió. De este modo, primero pasó por el ejército y mas tarde estudió Graduado Social y Económicas para acabar montando su propia asesoría fiscal en Llanes, a la vez que trabajaba como funcionario en el instituto de la localidad.

Después de tenerlo más de veinte años en su poder, José Luís Pineda ha puesto su querido Citroën 11B a la venta porque tiene otro del año 53, adquirido en Murcia, en fase de restauración, al que solo le falta pintar y tapizar. “Me da mucha pena vender este, pero tengo que deshacerme de uno de los dos”, aseguró. Se gastó en él alrededor de 14.500 euros mas los 2.500 euros de compra y ahora lo vende en 18.000 euros. Le han salido algunas novias, pero siguen sin decidirse. Estas dos reconstrucciones magistrales se unen a dos Seat 600 que también han pasado por sus manos y un Renault 4/4 del año 1955 en el que está trabajando en la actualidad.

Así que si no ocurre nada extraño, José Luís Pineda espera acudir con este último a futuras ediciones del Encuentro de Vehículos Clásicos de Ribadesella. A esta última acudieron medio centenar de coches. La lluvia de la mañana restó participación, pero aún así se pudieron ver dos descapotables de espectacular belleza. Un Alfa Romeo Guiletta Spider y un FIAT 124 Sport Spider, ambos de los años 60, además de varios dos Wookswagen Beetle de los años 50 y una amplia relación de clásicos populares: Minis, Renault 8 y 12 o algún Seat 600 y 127.

Visto 273 veces

Noticias relacionadas




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.