Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



Un gimnasio, un restaurante o un supermercado, algunas de las propuestas para la fábrica de Albo en Ribadesella

Ribadesella Sociedad
Un gimnasio, un restaurante o un supermercado, algunas de las propuestas para la fábrica de Albo en Ribadesella

La constructora que rehabilitará la histórica fábrica de Albo en la villa de Ribadesella ha recibido ofertas de todo tipo para darle uso a ambas naves. Desde el industrial, permitido con la actual normativa, hasta el residencial previsto en el nuevo Plan General de Ordenación aprobado la semana pasada y pendiente del visto bueno de la CUOTA. Según Paola Fernández, administradora de Marino Ribadesella Construcciones, en las últimas jornadas han recibido propuestas para instalar un gimnasio, un restaurante o una superficie comercial. “De momento, los que están mas interesados son estos últimos, los supermercados, pero incluso hemos recibido llamadas de gente preguntando por posibles viviendas, gente dispuesta a realizar una reserva para la posible compra”, afirmó.

En el caso de que la empresa opte por un uso residencial, la idea pasaría por construir viviendas un tanto singulares, “y diferentes a la construcción típica de Ribadesella, básicamente serían viviendas tipo loft aunque en ella se podría hacer cualquier tipo de vivienda”, añadió Paola Fernández. Hay que tener en cuenta que las naves tienen altura suficiente como para hacer dos plantas con lo que podrían encajar dúplex de estilo industrial. Todo es posible en los 1.400 metros cuadrados de extensión que suman las naves de la antigua conservera.

Antes habrá que acometer su rehabilitación integral de cubierta, fachadas e interior y en función de lo que permitan hacer en el Ayuntamiento y en la Consejería de Cultura, ya que están protegidas por Patrimonio. La constructora aún no ha presentado la solicitud de licencia de obras en el Ayuntamiento, porque están finalizando el proyecto. “Pero queremos hacerlo rápido ya que están bastante dañadas y sobre todo la cubierta necesita una rehabilitación urgente”, añadió la administradora.

Paola Fernández también aclaró que la empresa a la que representa no es propietaria del total de la unidad de actuación urbanística que lleva el nombre de Albo en el Plan General. Marino Ribadesella Construcciones adquiría a finales de 2022 las naves de la vieja fábrica y el solar colindante. “No tenemos el cien por cien de la unidad”, afirmó. Es decir, para desarrollarla al completo deberían completar la compra o constituir una junta de compensación con el otro propietario. En esta unidad, además del aprovechamiento de las naves también se pude construir un edificio de alrededor de 20 viviendas de cien metros cuadrados cada una.

Visto 2.974 veces

Noticias relacionadas




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.