Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



La oposición agradece la supresión del foto-rojo de Ribadesella, aunque con matices

Ribadesella Sociedad

La oposición municipal del Ayuntamiento de Ribadesella ha dado la bienvenida a la supresión del semáforo foto-rojo instalado el pasado verano en la carretera de la estación, en la AS-370. Todos, sin excepción, defienden un sistema menos gravoso para el bolsillo de los riosellanos, aunque al tratarse de cuatro partidos políticos siempre con matices diferentes. 

El grupo mayoritario de la oposición, el Partido Socialista, está de acuerdo con la supresión por los muchos problemas que estaba causando a la ciudadanía. Ramón Canal está de acuerdo con la “modificación y rectificación” siempre que se mantenga el límite de velocidad en la zona, actualmente en 30 km/h. “Habrá que probar otro sistema porque es una zona donde está la salida de la residencia y donde se están construyendo nuevas viviendas, así que por esa carretera que no se puede conducir a toda velocidad”, afirmó el portavoz socialista. 

Una de las soluciones puede pasar por la instalación de badenes o resaltos reductores de velocidad. De hecho, es la propuesta que está barajando la coalición de Gobierno PP-FORO y con la que no está de acuerdo Ramón Canal, “porque suelen generar mucho ruido y también ocasionan quejas vecinales”, apostilló. De hecho, durante su mandato, el Ayuntamiento los retiró en esa misma carretera, un poco más abajo”, por ese motivo. 

A quien tampoco le gustan los resaltos es al concejal de Pueblu, que se ve obligado a atravesar cada día más de una veintena para llegar a su domicilio en Tereñes. En su lugar, Ricardo Cangas ha propuesto la modificación del sistema semafórico porque el actual está causando un “engaño” a los conductores. Es decir, que en lugar de cambiar del amarillo intermitente al rojo como está ahora, “que siempre esté en rojo y cambie al amarillo intermitente cuando se circule a la velocidad adecuada”, apuntó.

En cambio, quienes defienden los badenes o resaltos son los concejales de Impulsa Ribadesella y VOX. Este último, Juan José Merino, cree que el foto-rojo se ha convertido en una “trampa que ha cazado a muchos vecinos y visitantes”. A su vez, considera que sus multas son “mucho más molestas” que el ruido que puedan ocasionar los badenes reductores de velocidad. 

El más crítico con la actuación del equipo de Gobierno actual en torno a este semáforo fue Luis Fuentes, edil que formó parte del equipo del anterior Gobierno (PSOE-Cs) que autorizó su instalación siguiendo la recomendación de la Policía Local. El actual portavoz de Impulsa Ribadesella recordó que el “aparato” de la polémica “estaba instalado, pero no funcionaba” cuando PP y FORO accedieron al Gobierno. “Estaba en su mano y tuvieron quince días de prueba para comprobar que, por un lado no funcionaba correctamente y por otro, que mayoritariamente solo caía gente de Ribadesella. Aún así lo activaron”, censuró. 

Luis Fuentes agradeció que ahora se proceda a su retirada. Solo espera que la solución alternativa “no tenga afán recaudatorio ni sea lesiva para los conductores”. Y a pesar de los “errores” que a su juicio se dieron en la regulación semafórica actual, cree que las sanciones impuestas sólo son recurribles de forma individual y ante la instancia correspondiente, ante el Ayuntamiento porque “están firmadas por este equipo de Gobierno que fue el que lo puso en funcionamiento”, añadió Luis Fuentes. 

Visto 729 veces

Noticias relacionadas




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.