Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo

Las playas de Ribadesella aumentaron a 107.000 el número de usuarios durante el último verano

Ribadesella Sociedad
Las playas de Ribadesella aumentaron a 107.000 el número de usuarios durante el último verano

LAS INCIDENCIAS BAJARON UN 35%, SITUÁNDOSE EN 321

 El verano de 2018 en las playas del concejo de Ribadesella fue mejor que el anterior. Según los datos facilitados por la empresa que gestiona el servicio de salvamento, la afluencia de bañistas entre el 15 de junio y el 15 de septiembre se elevó a 107.000 personas. Es decir, se incrementó en torno al 23% respecto al verano anterior.

La playa de mayor afluencia fue en esta ocasión la de Vega con el 53% del total de usuarios, seguida del arenal de Santa Marina con el 46%. Vega superó a Santa Marina durante todos los meses del verano excepto el de junio. El uno por ciento restante le corresponde al pedral de La Atalaya, una playa urbana con escasos bañistas que solo cuenta con servicio de salvamento los fines de semana y festivos de julio y agosto.

Por períodos, el que concentró mayor presencia de usuarios fue el correspondiente a la segunda quincena del mes de agosto con el 34% del total, mientras que la primera quince de ese mismo mes agrupó al 30%. El tercer puesto de este particular ranking lo ocupa la segunda quincena del mes de julio con el quince porciento de los usuarios. En el caso particular de Santa Marina el máximo de afluencia no se registró durante el fin de semana de Piraguas sino en la segunda quincena de agosto.

Este aumento de bañistas no se correspondió esta vez con un incremento en el número de incidencias. Estas volvían a bajar, pasando de las 496 registradas en 2017 a las 321 de este último verano. Se anotó un descenso del 35%. En este caso, el grueso de las intervenciones (80%) se prestaron en la playa de Santa Marina. La mayor parte fueron incidencias rutinarias y habituales en las playas riosellanas (lesiones causadas por animales marinos, heridas y contusiones) con el 87% del total. Las incidencias de riesgo (rescates o traslados sanitarios) se incrementaron ligeramente respecto al verano anterior, pero se quedaron en el 5%.

El tiempo atmosférico durante el verano de 2018 estuvo dividido en dos períodos muy claros. Un mes de julio muy adverso, con 19 días de mal tiempo y un mes de agosto en el que se contabilizaron quince días de sol y otros diez con nubes y claros. En líneas generales, el 33% de los días estuvieron soleados, duplicando el valor alcanzado en 2017 (18%).  La temperatura media de este último verano riosellano se situó en 23º, casi un grado mas que en el anterior, y la temperatura media del agua fue de 19,29º, ligeramente por encima del verano anterior.

Sobre el estado de la mar, medido en función del color de las banderas, presentó unas condiciones adversas ya que el 61% de las jornadas ondeó la bandera amarilla, bandera de precaución a la hora del baño. Este solo estuvo prohibido con bandera roja el 12% de los días, unos valores estables y parecidos desde el año 2016. La playa con las condiciones mas adversas para el baño siempre es la de Vega.

En su informe fin de temporada, la empresa que gestiona el servicio de salvamento, Gesprín, también realiza una serie de recomendaciones para el futuro. Entre ellas proponen separar con claridad las zonas dedicadas a las actividades tradicionales de sol y playa de las relacionadas con el turismo activo, en clara expansión. El objetivo, evitar conflictos entre unas y otras. También se propone la mejora de los accesos rodados a los dos principales arenales, los de Vega y Santa Marina.

FOTO simulacro de rescate realizado en el arenal de Santa Marina

Visto 130 veces

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.