Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



El juez absuelve a Juan Ureta porque el delito urbanístico que cometió en Ribadesella ha prescrito

Ribadesella Sociedad
El juez absuelve a Juan Ureta porque el delito urbanístico que cometió en Ribadesella ha prescrito

El Juzgado de lo Penal nº 1 de Oviedo que seguía la causa por un presunto delito contra la ordenación del territorio cometido por el exalcalde de Ribadesella, Juan Ureta, ha dictado sentencia de absolución a favor del acusado debido a la prescripción de la infracción urbanística. El magistrado-juez José María Serrano Alonso le absuelve y le exime de cualquier responsabilidad criminal, declarando las costas procesales de oficio.

No obstante, en su sentencia, el juez deja claro que el hecho delictivo juzgado está mas que probado con las simples fotografías aportadas al procedimiento, considerando que se trata de un delito “palpable, evidente, y patente”. El motivo de su prescripción también es claro. En este caso el magistrado fija su mirada en el Ayuntamiento de Ribadesella que, teniendo conocimiento de la construcción ilegal, iniciada por Juan Ureta en el año 2003, “se limitó a acordar la paralización de la obra sin adoptar decisión alguna, denuncia alguna de la ilegalidad”. Es decir, el Consistorio, presidido por aquel entonces por José Miranda, tenía que haber denunciado la “conducta ilegal” de Ureta ante el Ministerio Fiscal, cosa que no se hizo.

El juez entiende, además, que los argumentos exculpatorios esgrimidos por la defensa de Juan Ureta “no aportan nada y carecen de interés”, puesto que la realidad del hecho delictivo queda acreditado con la realización de la obra, una construcción que carecía de licencia y no era autorizable. Unos hechos constatados también en las pruebas testificales de los dos agentes de la Policía Local y el técnico de Patrimonio del Principado. El juez también muestra su extrañeza con que este último confirmara en la vista la realidad de una construcción no legalizable, “sin que Patrimonio realizara denuncia alguna por ello”.

Según la sentencia, el delito se consumó en el momento en que la construcción realizada fue paralizada por el Ayuntamiento de Ribadesella en el año 2003. Es decir, ese año es el inicio del cómputo del plazo de su prescripción, un plazo de tres años para este tipo de delitos menos graves. Esto quiere decir que el mismo expiró en noviembre de 2006, cuando la primera denuncia presentada contra el infractor data del 12 de mayo de 2014. Al tratarse de un procedimiento penal, el juez no se pronuncia sobre quien recae la responsabilidad de la demolición de la estructura levantada ilegalmente en la calle Transmarina de Ribadesella.

El Ministerio Fiscal pedía para Juan Ureta una pena de prisión de 2 años, con inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, además de una multa de 5.400 euros.  La acusación particular, ejercida por un grupo de vecinos del barrio de El Portiellu, reclamaba dos años y medio de presión y una multa de 7.200 euros. Al final, el acusado ha quedado absuelto por prescripción de delito después de haber levantado, sin licencia alguna, una estructura de hormigón, de dos plantas, forjado sobre columnas adosada a la vivienda unifamiliar, en una parcela de su propiedad sita en el nº 3 de la calle Transmarina de Ribadesella, dentro del Conjunto Histórico de la villa, declarado Bien de Interés Cultural. Una obra que inició en el año 2003 y que reanudó nueve años después, levantando un muro y creando un saliente de madera a modo de andamio.

Visto 875 veces

Noticias relacionadas




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.