Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo

El riosellano pueblo de Linares denuncia su abandono y reclama el arreglo de la carretera

Ribadesella Sociedad

Los vecinos de Linares, núcleo rural del concejo de Ribadesella, han mostrado su indignación por el abandono al que dicen estar sometidos por parte de las administraciones públicas competentes, es decir, Ayuntamiento y Principado. Por un lado, se quedan del lamentable estado que presenta la carretera comarcal AS-342 que une Torre (Ribadesella) con Collía (Parres). Por otro, denuncian la falta de limpieza y mantenimiento en los caminos y espacios públicos del pueblo.

Según explicó Pablo Suárez, uno de sus doce vecinos, la carretera comarcal solo se desbroza y se limpia para la semana de Piragues, “una vez al año, así que como es una carretera sin arcenes hay que circular por el medio de la calzada con el consiguiente peligro”. Sobre todo para ciclistas y peatones, “que se juegan la vida cada vez que utilizan este vial”, añadió. Además, en los laterales de la carretera existen varios hundimientos y desprendimientos “que se señalizan con conos y cintas, pero nunca se reparan”. Algunos de ellos llevan entre quince y veinte años sin tocar, “desde que yo era un niño”, destacó. A estos problemas hay que añadirle un firme muy deteriorado y la ausencia de quitamientos.

Pablo Suárez intentó buscar una solución por su cuenta, poniéndose con contacto con la Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente del Principado de Asturias, “pero o no te contestan o te dan mil vueltas de un lado para otro”. Por ese motivo, espera que la nueva corporación del Ayuntamiento de Ribadesella interceda ante sus demandas, aunque también tiene otras quejas y reivindicaciones para la institución municipal, “que parece se han olvidado de nosotros”.

Este vecino desconoce por qué solo se siega una sola vez al año cuando antes se hacía dos o tres veces. De este modo, “el parque y el aparcamiento que nos hicieron junto a la iglesia hace varios años da pena verlo, está sin cuidar y totalmente abandonado”. Hasta ahora nunca se habían quejado, pero como los problemas crecen y se acumulan, Pablo Suárez y sus vecinos creen que ha llegado el momento de quejarse públicamente. Porque a lo largo de las dos últimas semanas, debido a una saca de madera que se está realizando en la zona, tienen los caminos completamente polvorientos y embarrados. “Al principio los conductores lo limpiaban manualmente, pero como aquello no parecía viaje, dejaron de hacerlo y ahora tenemos una capa de barro y de piedras que nos obliga a tragar polvo todos los días o barro cada vez que llueve”, censuró.

La aldea olvidada de Linares solo quiere que escuchen sus demandas y solucionen unos problemas “que seguro no cuestan tanto”. Su actual polvorienta imagen afecta incluso a las fachadas de sus viviendas. Parece que han perdido vida, como también han desaparecido por falta de limpieza los caminos que antiguamente accedían al río.

Visto 254 veces

Noticias relacionadas




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.