Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



La exitosa concentración de la hostelería de Ribadesella contra el obligado cierre acaba en denuncia

Ribadesella Sociedad

La hostelería de Ribadesella se concentraba este mediodía en la plaza del Ayuntamiento para protestar contra el “empecinamiento” del Principado de Asturias de mantener cerrado el sector como medida preventiva para evitar la expansión de la Covid-19.

A la llamada acudieron alrededor de doscientas personas entre hosteleros, comerciantes, trabajadores y repartidores, gentes que forman parte de una cadena alimenticia que surte a restaurantes, bares y cafeterías.

“De la hostelería vivimos muchos. Somos nosotros, pero también los panaderos, fruteros, carniceros y todo un amplio sector primario”, destacó Borja Bulnes, impulsor de esta concentración en nombre de sus compañeros, la segunda que se celebra en la villa en las últimas semanas.

El colectivo no se conformará con la única apertura de las terrazas en esta época del año. Quieren abrir al 70% de ocupación y hasta la una de la madrugada para poder servir comidas y cenas, “porque yo creo que en verano no lo hicimos tan mal como para que ahora nos estén metiendo esta puñalada”, añadió Bulnes, mientras se escuchaban todo tipo de consignas.  Entre ellas, ‘El problema no es de la hostelería es de todos” o ‘Nosotros no somos el problema, somos la solución”, gritaban.

El sector lleva cuatro meses de cierre acumulados. Este año se han quedado sin Semana Santa sin fiestas sin puentes y “sin nada”. El verano solo duró dos meses y las facturas sigue llegando sin faltar. Para colmo, tras la concentración, Borja Bulnes fue denunciado por los agentes de la Guardia Civil presentes en una protesta pacífica que se desarrolló guardando las distancias y con las correspondientes mascarillas. Mañana debe presentarse ante el cuartel de la Benemérita. Pase lo que pase, contará con el apoyo incondicional de sus compañeros y de todos los presentes.

Entre ellos también estaban el alcalde de Ribadesella, Ramón Canal y el teniente alcalde Luís Fuentes, que por unos momentos abandonó sus despachos en la Casa Consistorial para mostrar su apoyo al colectivo. “Espero y confío que podamos retomar la actividad lo mas pronto posible porque, como dicen algunos, no moriremos de covid, pero seguro que alguien igual se acabará muriendo de hambre sin tardar”, señaló. Canal piensa hacerle saber al Presidente el malestar reinante en la hostelería riosellana.

Visto 1.817 veces

Noticias relacionadas




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.