Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



Angulas braseadas y enlatadas con DNI riosellano, el siguiente objetivo de Abel el del Güeyu Mar

Ribadesella Sociedad

Segundo día consecutivo sin subasta de angula en la cofradía de Ribadesella. Las capturas siguen siendo escasas y los pescadores están reservando la venta para mayores cantidades. Pero el que no detiene en su trabajo es el proyecto que, desde hace tres años, se está llevando a cabo en un rincón de la playa de Vega, en el Güeyu Mar. La conservera que Abel Alvarez dirige entre Vega y el Polígono Industrial de Guadamía continúa las labores de investigación para enlatar angula, para sacar al mercado la primera angula riosellana en conserva.

No será una angula cualquiera, sino angula con DNI riosellano y braseada, al igual que el resto de conservas gourmet elaboradas en esta pequeña empresa (sardinas, bonito, calamares, berberechos, mejillones, navajas, atún, melva o pulpo). “Hay que pasarla por la brasa el mínimo posible, pero eso ya forma parte de los trucos de maestro parrillero, para que coja el rastro de la brasa, para luego pasarla por el esterilizador, con lo cual hay que hilar muy fino”, explicó Abel Alvarez. El toque final lo pondrá un buen aceite de oliva.

Este especialista del pescado a la brasa siempre busca el punto exacto que permita conseguir un producto de alta calidad que “merezca la pena y se diferencie del resto”. Hasta la fecha ha realizado un amplio rastreo de la angula enlatada existente en el mercado y cree que aún hay margen de maniobra para mejorar el producto y hacer “algo distinto”. No para competir con la angula que venden en fresco los restaurantes de Ribadesella, porque eso parece imposible, pero sí para exportarlo a otros lugares.

“De hecho ya contamos con una empresa de distribución española que se ofreció para comprar toda la que podamos enlatar, aunque las producciones siempre van a ser muy limitadas porque es un producto escaso y hay mucha competencia en la compra”, añadió este hostelero y conservero.

Ilusión y ganas le sobran a pesar de la pandemia. Sabe que la angula es un producto limitado tanto por el escaso margen de tiempo en el que se pesca como por su elevado precio. Debido a ambas cosas, no pudo  trabajar todo el tiempo que le gustaría en el proyecto. Sin embargo, “el año pasado ya lo vi bastante bien, aunque me cogió muy a final de temporada, así que preferí esperar a esta temporada mas para ver si soy capaz de mejorar el producto y sacar al mercado algo verdaderamente en condiciones”, añadió Abel Alvarez.

Visto 841 veces

Noticias relacionadas




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.