Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



La denuncia de un particular deja en el aire el futuro de las terrazas de Ribadesella

Ribadesella Sociedad
La denuncia de un particular deja en el aire el futuro de las terrazas de Ribadesella

El futuro de muchas terrazas de la villa de Ribadesella está en el aire. El motivo, la denuncia presentada por un vecino contra la terraza ubicada en el edificio donde reside. En concreto, la que pertenece al Café la Villa, en la plaza del Mercado de Ganado, también conocida como La Atalaya. Según el denunciante, esa terraza incumple permanentemente la normativa de accesibilidad que establece la ordenanza y que obliga a mantenerla separada de la fachada del edificio por encima de los 180 centímetros.

Como la denuncia implica directamente a quien debe hacer cumplir esa ordenanza, es decir, al Ayuntamiento de Ribadesella, fue presentada ante el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 6 de Oviedo durante el mes de julio pasado. En cuanto el Consistorio tuvo conocimiento de los hechos, envió una carta a todos los hosteleros que puedan verse afectados por el futuro auto judicial para que, si lo tienen a bien, se personen en la causa. Es decir, a la inmensa mayoría de los empresarios con terraza en la villa.

En la última modificación de las ordenanzas por ocupación de suelo público por terrazas se establece el 1 de enero de 2019 como fecha de aplicación de la normativa en ella recogida. Es decir, todas las aceras deben contar con un itinerario peatonal accesible que debe tener una anchura libre de paso nunca inferior a 1,80m y una altura libre de paso no inferior a 2,20m en todo su desarrollo. “Es decir, entre la fachada y la terraza tiene que haber 1,80m mínimo de separación y además, debe dejar una separación a la calzada, por lo que queda muy limitado el espacio que se podría destinar a ocupación de terrazas”, afirmó el alcalde.

Si la resolución judicial le da la razón al denunciante, muchas terrazas podrían desaparecer en la villa de Ribadesella, porque además, allí donde hay paso de vehículos, debe dejarse un ancho de 3,50m para su circulación. El Ayuntamiento ya está estudiando caso a caso “para ver que solución pueden tener”, aunque en muchos casos parece complicado. En función de la interpretación judicial que resulte, el alcalde se reunirá con los hosteleros para explicarles la situación “y buscar la situación menos gravosa para todo el mundo, porque eso significa quitar terrazas, lo que implica perder puestos de trabajo y perder capacidad turística”, añadió Ramón Canal.

Visto 2.728 veces

Noticias relacionadas




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.