Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



La hostelería asturiana podrá abrir hasta la una de la madrugada a partir del 9 de mayo

Sociedad
La hostelería asturiana podrá abrir hasta la una de la madrugada a partir del 9 de mayo

Asturias ampliará el horario de la hostelería hasta la una de la madrugada, tanto en el exterior como en el interior, a partir de este domingo, 9 de mayo, cuando decaerá el estado de alarma, y aumentará el aforo de los centros comerciales hasta el 70 por ciento.

Así lo ha anunciado este martes el presidente del Principado, Adrián Barbón, en una rueda de prensa en la que ha subrayado que la situación epidemiológica ha mejorado en Asturias, a la vez que se ha avanzado en la campaña de vacunación, por lo que es posible «suavizar» las restricciones.

Como primer paso, la hostelería ya podrá este mismo jueves ampliar su horario hasta las 23:00 horas -ahora limitado a esa hora en las terrazas y a las 21:00 horas en el interior- y elevar el límite máximo de personas en las mesas del interior de cuatro a seis, como ya está establecido en el exterior.

La hostelería, que seguirá sin poder abrir las barras, podrá extender su horario, tanto en el exterior como en el interior, hasta la una de la madrugada a partir del 9 de mayo, cuando decaerá el estado de alarma y por tanto el toque de queda y el cierre perimetral de la comunidad autónoma.

El ocio nocturno seguirá cerrado a la espera de la evolución de la situación epidemiológica, ha precisado el director general de Salud Pública, Rafael Cofiño, quien ha recordado que el Gobierno central «recomienda» mantener clausurada esta actividad por el momento.

Entre otras medidas, todas ellas con una vigencia de quince días, el Gobierno asturiano ha acordado incrementar al 70 por ciento el aforo de los establecimientos de más de 300 metros cuadrados, al 50 por ciento el de los centros de mayores y también se aumentará el número de personas que pueden realizar actividades al aire libre, deportivas o culturales.

Asimismo, se adaptarán los espacios interiores y zonas comunes de los centros comerciales y se permitirá la instalación de atracciones hinchables en ferias.

NUEVO MODELO 4+.- Otra de las novedades que se han acordado es la adaptación del modelo 4+, aplicado hasta ahora por concejos, para poder establecer las restricciones de manera más precisa en localidades o incluso barrios en función de la situación epidemiológica y de las situaciones de riesgo que se detecten.

Así, se establecerán dos grupos de concejos, los que cuentan con más de 10.000 habitantes, donde se pondrán en marcha las limitaciones si superan tres días consecutivos una incidencia a catorce días por encima de los 325 casos por cada cien mil habitantes y se sitúan en el nivel de alerta 4 que fija el Ministerio de Sanidad.

En los concejos con una población menor, se realizará una valoración «individualizada» de la situación, en función del número de casos, la trazabilidad de los mismos y la existencia de brotes o puntos calientes.

Aunque la totalidad del municipio entraría en el denominado 4+, las restricciones se aplicarían en zonas concretas, que en el caso de cierre perimetrales o la limitación de reunión de personas requerirán de una autorización judicial.

Según ha explicado Barbón, el objetivo es aplicar las limitaciones con una «precisión mayor», porque, según ha indicado, no entrarían en vigor en bloque, como en el sistema actual, si no que pueden aplicarse de forma individual.

En relación a los grandes eventos del verano, Cofiño ha señalado que aún se está definiendo su regulación, que se diseñará según la situación epidemiológica de las próximas semanas.

En su intervención, el presidente asturiano ha advertido de que cuando finalice el estado de alarma «ni se habrá superado la pandemia ni la crisis sanitaria habrá finalizado», por lo que ha vuelto a apelar al cumplimiento de las medidas de protección frente a la covid y ha pedido «no bajar la guardia» para «no cometer errores».

Ha agradecido la responsabilidad mostrada por los jóvenes asturianos y les ha pedido un «último esfuerzo» ahora que la situación ha mejorado, porque hace falta algo más de tiempo para avanzar en la campaña de vacunación.

El presidente del Principado ha admitido que existe «una fatiga pandémica» después de más de un año de lucha contra la crisis sanitaria, pero ha subrayado que hay que hacer «un último esfuerzo» en el camino para ir recuperando la normalidad.

Por su parte, el consejero de Salud, Pablo Fernández, ha subrayado que la situación epidemiológica del Principado está mejorando, si bien ha reclamado no cometer errores fruto de la «euforia», al tiempo que ha recordado que la situación de otras comunidades es «verdaderamente preocupante».

«Estamos en una situación de meseta con tendencia a la baja y queremos que decrezca de manera rotunda», ha señalado antes de sostener que el proceso de vacunación ha supuesto un «antes y un después» en la comunidad.

Visto 842 veces

Noticias relacionadas




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.