Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



La crecida del río San Miguel obliga a cerrar la cueva Tito Bustillo de Ribadesella dos días después de su apertura

Cultura Ribadesella Sociedad
La crecida del río San Miguel obliga a cerrar la cueva Tito Bustillo de Ribadesella dos días después de su apertura

El pasado miércoles, 2 de marzo, iniciaba la temporada turística 2022 y dos días después ha tenido que cerrar de nuevo sus puertas. La cueva Tito Bustillo de Ribadesella ha tenido que cancelar las visitas que estaban programadas entre el viernes y el domingo debido al desbordamiento del río San Miguel por el interior de la caverna. Las intensas lluvias del jueves fueron las causantes de este nuevo cierre, algo habitual en esta época del año

La crecida no fue muy grande, pero al coincidir con una pleamar de alto coeficiente, el río San Miguel no pudo evacuar sus aguas en el Sella y se acabó desbordando por la senda interior de la cavidad paleolítica. Este nuevo episodio ocurrió en la tarde del jueves, obligando a los guías a cancelar el último de los pases cuando ya se había iniciado. Guía y turistas tuvieron que abandonar la cueva por la vía rápida.

Ahora toca esperar a que el caudal del río San Miguel vuelva a niveles normales para iniciar las tareas de limpieza. Habrá que retirar muchos lodos y comprobar si la crecida ha causado daños en las instalaciones eléctricas. Para completar esta labor disponen de cuatro días, del sábado y domingo por cierre forzoso y del lunes y martes, jornadas de descanso semanal en las visitas. La idea es retomar la actividad turística el miércoles 9 de marzo, aunque en principio, hasta que no seque la cueva, las visitas se realizarán con suma precaución.

Según explicó Elena Molina, responsable del Centro de Arte Rupestre Tito Bustillo, a las personas que se quedaron sin poder visitar la cueva este fin de semana se les ha dado dos opciones, la devolución del importe o el cambio de fecha. Algunos han optado por esta última y podrán adentrarse en la prehistoria en fechas próximas.

De momento, la cueva riosellana de arte rupestre cuenta con un cupo de visitas reducido debido a las limitaciones sanitarias. Solo pueden acceder 30 personas al día, repartidas en cinco pases de seis, aunque no se descarta una ampliación próxima siempre que la pandemia siga evolucionando favorablemente.

Los cinco días de apertura de la semana que viene están prácticamente reservados. Solo queda alguna plaza suelta en la jornada del jueves. Además, los fines de semana de marzo y abril están prácticamente llenos y la Semana Santa ha colgado el cartel de completo.

En paralelo, el Centro de Arte Rupestre estrenará este sábado, a las doce del mediodía, un audiovisual de Pablo Casanueva sobre el papel de la mujer en el descubrimiento de las pinturas rupestres riosellanas. De esta forma se sumará a los actos conmemorativos del Día Internacional de la Mujer. Cabe recordar que, entre los diez miembros del Grupo de Montaña Torreblanca que protagonizaron el descubrimiento de la cueva en abril de 1968, había seis hombres y cuatro mujeres: Eloísa Fernández Bustillo, Amparo Izquierdo Vallina, Pilar González Salas y María pía Posada Miranda. El estreno va a contar con la participación de las dos primeras, Amparo y Eloísa. El documental pasará a formar parte de la exposición permanente del centro cultural.

Visto 296 veces

Noticias relacionadas




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.