Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



De Bristol (Inglaterra) a Tresmonte para dar vida al único pueblo deshabitado de Ribadesella

Ribadesella Sociedad

Dos enfermeros de Bristol (Inglaterra), Louise y Luis, han decidido abandonar la ribera del río Avón, el antiguo escondite del pirata Barbanegra, para venirse a vivir a la aldea de Tresmonte, el único pueblo deshabitado del concejo de Ribadesella. La familia, que tiene dos hijas, Morgan y Astón, se ha comprado una casa en el pueblo natal de Manuel Fernández Juncos, vivienda que está, según dicen, “habitable aunque requiera de algunos retoques y arreglillos, mas bien de decoración, porque estructuralmente está perfecta”.

Según nos ha contado el padre de familia, Luís del Valle, natural de Oviedo, se han venido a Tresmonte “en busca de una vida tranquila y este sitio es perfecto para eso, para caminar, pasear y practicar la jardinería, que a mi me encanta”. De todas formas, la idea de este matrimonio anglo-hispano pasa por seguir trabajando en el mismo lugar, en el Hospital de Bath, “a veinte o treinta minutos de Bristol”.

Su mujer lleva ejerciendo como enfermera en ese centro alrededor de veinte años y Luís unos quince. Estudió la carrera de empresariales en España y la de Enfermería en Inglaterra, donde ha ejercido toda su vida profesional. La flexibilidad del sistema laboral británico les permite elegir su horario de trabajo. “Parece complicado pero no lo es. Por ejemplo, trabajas durante tres semanas seguidas doce horas al día y luego vuelves con un largo descanso. Así nos iremos turnando mi mujer y yo, intentando no viajar demasiadas veces al año”, explicó.

Hace dos años, Louise y Luís estaban buscando casa para vacacionar en España y se encontraron con una vivienda que se vendía en Tresmonte (Ribadesella). Visitaron el lugar y quedaron prendados de su tranquilidad y del paisaje de este valle riosellano. Así, el verano de 2019 lo pasaron en ella y en 2020 han dado el salto ubicando aquí su domicilio permanente “para cultivar tomates”, bromea Louise. Esta semana ya han matriculado a sus hijas en el Colegio Público Manuel Fernández Juncos, donde cursarán 4º y 6º de Educación Primaria.

Pero tras realizar la matrícula se han encontrado con el primero de los problemas, el del transporte escolar, que en principio parece complicado. Según les han informado, el autobús escolar no llega a Tresmonte, donde hace mas de tres décadas que no habitan niños. “La solución pasa porque llevemos las niñas a Tezangos, que está a cinco kilómetros y parece complicado, porque solo tenemos un coche. Tendríamos que comprar un segundo vehículo o pedir una beca de transporte para que nos faciliten un servicio de taxi”, explicó Luís del Valle.

El segundo problema, aprender español. Aunque Morgan y Aston tienen padre asturiano aún desconoce el idioma paterno. “Todo el mundo me echa a mí la culpa, aunque el que no tiene ganas no aprende”, se defendió. Con una ilusión rebosante, la familia de Luís y Louise se ha convertido en la única que habita el Tresmonte riosellano, porque en el vecino Tresmonte parragués ya reside una pareja de extranjeros. Vecinos permanentes a los que en verano suelen unirse otros visitantes de segunda residencia.

Visto 5.400 veces

Noticias relacionadas




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.