Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



Las obras para la supresión del paso a nivel de Espina (Ribadesella) llevan mes y medio paradas

Ribadesella Sociedad

Las obras para la supresión del paso a nivel de Espina, el que da acceso a la playa de Arra y a los acantilados de El Infierno, en el concejo de Ribadesella, están paradas desde hace mes y medio. Los trabajos, iniciados a muy buen ritmo a lo largo del pasado mes de abril, se han detenido debido a una serie de problemas técnicos surgidos sobre el terreno y a falta de solo dos meses para su conclusión. Entre ellos, la acumulación de roca bajo la vía férrea, un importante detalle que no habían detectado los estudios geotécnicos llevados a cabo para la redacción del proyecto. 

Pero este no es el único inconveniente surgido en las obras. Teniendo en cuenta que nos acercamos a un período de lluvias, se hace necesario canalizar el agua que se acumule en las enormes trincheras que se han abierto sobre el terreno y sobre las que se asentará la nueva calzada. La escasa lluvia caída durante el verano ya ocasionó algunos problemas en la marcha de los trabajos. 

Además, el alto grado de ejecución de la obra obliga a cortar el viejo camino para continuar con los trabajos. Antes de proceder a ese corte es necesario habilitar una vía provisional de servicio para vecinos y usuarios, actuación que no está presupuestada. También se tiene que cambiar la ubicación de los semáforos que regulan el paso a nivel, labor que solo ejecutan empresas especializadas. 

En definitiva, la actuación requiere de un incremento presupuestario que ronda los 300.000 euros. En principio, Adif no pone impedimento alguno, aunque la empresa adjudicataria, Contratas Vilor SL, prefiere esperar por la confirmación definitiva.  

El proyecto de supresión de este paso a nivel, ubicado en el punto kilométrico 401/556 de la línea de ancho métrico Oviedo-Santander, es una auténtica obra de ingeniería. Su elemento principal es un gigantesco cajón de hormigón armado ya construido que quedará encajado bajo la vía férrea. Será hincado en el terreno con la ayuda de palas excavadoras y gatos hidráulicos interrumpiendo lo más mínimo el tráfico ferroviario. Este solo se cortará una jornada. El cajón tiene un gálibo vertical de 5,3 m y un gálibo horizontal de 10,5 m. 

El nuevo paso inferior dispondrá de dos carriles de tres metros para la circulación de vehículos y sendos arcenes de medio metro cada uno. Se repondrá el Camino de Santiago en el margen izquierdo de la calzada, dotándolo con barandillas de protección y farolas. A su vez, se creará un nuevo y sinuoso vial de acceso a la playa de Arra cuya caja está prácticamente trazada. 

La obra, adjudicada a la mencionada empresa en 833.351 euros (IVA incluido), tiene un plazo de ejecución de seis meses. Se inició con algo mas de un año de retraso y cuando parecía que todo marchaba por el camino de su conclusión se ha encontrado con estos nuevos inconvenientes. La empresa se tomó unos días de descanso a finales del mes de agosto y desde entonces no ha vuelto al trabajo. Su regreso está pendiente de las ampliaciones que debe autorizar el Administrador de las Infraestructuras Ferroviarias (Adif) dependiente del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. 

Vista general de la caja abierta para salvar el paso a nivel

Visto 798 veces

Noticias relacionadas




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.