Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



Asiegu (Cabrales) elegido Pueblo Ejemplar de Asturias 2019

Cabrales Sociedad

Asiegu, una pequeña aldea de Cabrales situada en el corazón de los Picos de Europa, ha sido distinguida esta lunes con el Premio Pueblo Ejemplar de Asturias 2019 por el modelo de desarrollo rural que ha promovido y con el que ha hecho frente al despoblamiento o la degradación del paisaje.

El acta del jurado, dado a conocer este mediodía en Oviedo, destaca que en Asiego se ha «puesto en marcha un modelo de desarrollo local basado en el aprovechamiento de los recursos naturales y culturales que favorece la existencia de una actividad económica básica para mantener el tejido social».

«Esto, unido a la mejora de las infraestructuras, ha permitido con resultados visibles, conservar y recuperar el patrimonio, así como hacer frente a algunos de los graves problemas del medio rural asturiano, contribuyendo a frenar el despoblamiento, el envejecimiento o la degradación de unos valores paisajísticos que son fruto de la acción secular humana», añade el acta del jurado.

Situado frente al Naranjo de Bulnes, el pico más emblemático del Parque Nacional, este pequeño pueblo de montaña con poco más de medio centenar de habitantes conserva casas de arquitectura tradicional asturiana y algunas queserías en las que se elabora el conocido Cabrales.

Situado frente al Naranjo de Bulnes, el pico más emblemático del Parque Nacional, este pequeño pueblo de montaña de apenas un centenar de habitantes conserva casas de arquitectura tradicional asturiana y cuenta con algunas queserías en las que se elabora el conocido Cabrales, así como con algunos establecimientos de turismo rural.

Considerado un «mirador natural» del macizo central del Parque Nacional, desde Asiegu también se puede observar el bello paisaje del valle del río Casaño, afluente del Cares y en su entorno se encuentra la cueva prehistórica de la Covaciella, declarada Patrimonio Mundial por la Unesco junto a otros yacimientos paleolíticos del norte de España.

También hay en el pueblo restos de una construcción defensiva, conocida como El Castru, que en el siglo XVIII era ya descrito como el castillo de Asiegu, y vestigios constructivos de origen medieval.

El pueblo, según el alcalde de Cabrales, José Sánchez, ha logrado recuperar muchas formas de vida tradicionales gracias a la decisión de varias familias jóvenes de regresar a la aldea para poner en marcha pequeños negocios de ganadería, agroalimentación o turismo rural.

El regreso de personas jóvenes ha situado a esta pequeña aldea como una de las localidades con mayor tasa de población infantil de Asturias al contar con doce niños para una población total de unas cincuenta personas, ha resaltado el regidor.

También ha destacado por su apuesta por haber promovido una reordenación de su territorio con una concentración parcelaria que se hizo teniendo en cuenta las propuestas vecinales.

Los vecinos llevaban tres años preparando esta candidatura que pretendía poner en valor esa recuperación de tradiciones, según ha explicado el alcalde, quien ha insistido en que se trata de un trabajo común de todo el pueblo y el premio, todo un regalo.

Los vecinos crearon en 1999 la Asociación Cultural Asiegu XXI para recuperar la conciencia de comunidad y la iniciativa vecinal perdida por la crisis del mundo rural.

Una de sus primeras acciones fue la recuperación de fotografías históricas sobre algunos logros de la comunidad vecinal y el impulso de diversos trabajos comunales, como la mejora de las infraestructuras para el pastoreo, la renovación del tendido eléctrico y el alumbrado público y las traídas de agua.

Entre las iniciativas vecinales más recientes se encuentra el apadrinamiento de bancos colocados por el Ayuntamiento con vistas a los Picos.

Este galardón, concedido por la Fundación Princesa y al que este año optaban 26 candidaturas, lleva asociada la visita de los reyes de España un día después de la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias en el Teatro Campoamor de Oviedo.

El premio, que este año cumple su trigésima edición, se destina al pueblo, aldea, núcleo de población, espacio paisajístico o grupo humano que haya destacado de modo notable en la defensa y conservación de su entorno natural, ambiental, de su patrimonio histórico, cultural o artístico, en iniciativas de impulso económico y social o en la realización de obras comunales u otras manifestaciones de solidaridad sobresalientes.

En las últimas ediciones el galardón recayó en Moal (Cangas del Narcea), Poreñu (Villaviciosa), la comarca de Los Oscos, Colombres (Ribadedeva), el movimiento asociativo y vecinal de Boal, la comunidad vecinal de Teverga, Bueño (Ribera de Arriba) y San Tirso de Abres.

Visto 500 veces

Noticias relacionadas




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.