Cope Ribadesella Cope Ribadesella en directo



Lucía Linares agradece el toque de atención realizado sobre su mural de Ribadesella y pide a los graffiteros que respeten las obras ajenas

Cultura Ribadesella Sociedad

La artista y muralista riosellana, Lucía Linares, autora entre otras obras del trampantojo que adorna el transformador de la calle Villar y Valle de Ribadesella, estuvo hoy en la COPE para darnos su opinión sobre la reciente redecoración a la que fue sometido de forma espontánea por un artista callejero llamado Chin.

Nos contó que la noticia la dejó “gratamente sorprendida”, porque la pared redecorada por Chin, “artista que me gustaría conocer”, estaba muy dañada por los graffiteros por los guajes que se dedican a jugar con los botes de spray. “Le agradezco a ese compañero o compañera que les haya dado ese toque de atención. Ahora estamos compartiendo una obra. Lo mío era un mural que pretendía cambiar una zona que estaba muy fea y darle un poco de alegría. Lo de Chin es una llamada de atención que, además, ha quedado bonita”, añadió.

Lucía solo espera que los graffiteros respeten la obra que ahora ha dejado Chin sobre esa pared. “Yo soy muralista y no estoy especializada en graffitis, pero desde pequeña sé que la obra de un compañero nunca se pisa. Uno se dedica a decorar y embellecer las muchas paredes que están hechas un desastre, pero no a pisar la obra de los demás”, respondió.

Y a los críos que les gusta el spray les recomendó viajar a Oviedo o Gijón “donde hay unas escuelas buenísimas y grandes profesionales que les pueden enseñar a manejar el spray para mejorar lo que tienen alrededor no para estropear lo que otros intentan mejorar”, añadió.

Lucía Linares lleva dos años viviendo en Galicia, donde trabaja y amplía sus conocimientos como muralista para convertirse en docente, pero nunca pierde el contacto con Ribadesella. Por ese motivo, cuando empezó a ver que la gente pintaba encima de su obra se disgustó, pero cuando la semana pasada vio lo que había hecho otro artista callejero “me gustó, por eso quiero conocerlo”.

Su primera reacción fue la de volver algún día a recuperar esa pared, pero cinco días después lo ha meditado y cree que lo mejor no es recuperarla sino “firmarla, porque en su día no lo hice e incorporarle una pequeña leyenda explicando todo lo ocurrido”. También le gustaría cultivar adecuadamente a los jóvenes del concejo que tengan inquietudes graffiteras para que sepan encauzarlas por la expresión artística sin dañar el trabajo de los demás.

Visto 420 veces

Noticias relacionadas




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.